Jay Z defiende servicio de streaming de música, Tidal

Jay Z defiende servicio de streaming de música, Tidal

Al comparar su servicio con iTunes y Spotify, Jay Z recordó que las compañías tampoco tuvieron éxito inmediato.
NUEVA YORK , N.Y., abr. 27 (UPI) — Jay Z fue a Twitter domingo y compartió varios mensajes defendiendo el nivel de éxito de su servicio de streaming de música, Tidal.
El servicio tuvo un aumento de la atención y los abonados tras el anuncio, pero desde entonces ha caído de los 750 mejores descargas de aplicaciones en iTunes de Apple.
Al comparar su servicio con iTunes y Spotify, Jay Z recordó que las compañías tampoco tuvieron éxito inmediato.
Jay Z invitó a otras celebridades incluyendo a Kanye West, Rihanna y Jack White a unirse a la empresa, pero otros artistas han criticado al servicio por solo beneficiar a los actos que ya son conocidos.
«Creo que ellos cometieron un error sacando un grupo de millonarios y multimillonarios apoyándolos en el escenario y luego ellos se quejan de que no son pagados», dijo Ben Gibbard de Death Cab for Cutie.
Jay Z dijo que su servicio más compatible con artistas independientes que sus competidores y que paga mayores regalías a los artistas.
Transmite la señal Streaming de tu Radio desde 6 $us mensuales – Click aquí »

Tidal, la liga de musicos en streaming, camino al fracaso

Tidal, la liga de musicos en streaming, camino al fracaso

Empezó siendo una alternativa a los servicios tradicionales y hoy las figuras que lo impulsaron se bajan del proyecto liderado por Jay-Z.
A menos de un mes del lanzamiento de Tidal, compañía de streaming musical dirigida por Jay Z y auspiciada por un ejército de artistas del nivel de Daft Punk, Chris Martin o Jack White, parece ser un fracaso rotundo.
La ceremonia de lanzamiento fue bastante impresionante y prometía una fuerte inversión de capital y un movimiento de influencias nunca antes visto para promocionar un servicio de streaming.
Aún cuando la comunidad musical manifestó su escepticismo sobre Tidal, la aplicación llegó al lugar 27 de descargas en iTunes Store y al lugar 4 de aplicaciones de música.
Parecía que la liga de músicos de Jay-Z ganaba la batalla, pero a tres semanas de su lanzamiento, el servicio propiedad de Daft Punk, Madonna, Beyoncé, Will Butler, Jack White y una docena más de pesos pesados de la música bajó hasta el lugar 872.
Probaron con todo desde lanzamientos exclusivos hasta llamadas personales de Jack White y Jay-Z a los nuevos suscriptores, todo esto -claro está- apoyado con una constante campaña en redes sociales.
Pero lo llamativo es que Kanye West haya borrado todo los twits en los que mencionaba a Tidal. Si bien puede parecer un dato menor, pero para un músico que suele hacer uso de sus redes sociales con astucia para promocionar su música, esto es un movimiento importante.
Y no termina ahí, al parecer hay muchos artistas que se están bajando del proyecto a menos de un mes de su lanzamiento. No se sabe cuántos suscriptores tiene porque no hay números. En Google Play, además de tener una valoración pésima, solo la dsecargaron entre 100.000 y 500.000 personas (descargas y no suscripciones).
Ben Gibbard, de Death Cab for Cutie, explicaba que el servicio estaba mal planteado y el lanzamiento fue un error: «Creo que la fastidiaron por completo eligiendo a un grupo de millonarios y milmillonarios y sacarlos a un escenario para quejarse de que no les pagan». Esta fue una de las críticas más comunes dentro del servicio, hasta tal punto que Tidal anunció, a mediados de abril, el programa Tidal Rising, con el que darán visibilidad a artistas pequeños e independientes. Habrá que ver cómo termina la aventura de estos músicos que se metieron en el negocio del streaming, y hasta el momento, no tuvieron éxito.

Estadounidenses en TV del “streaming” superan a los que miran canales abiertos y hay masivo abandono del cable

Estadounidenses en TV del “streaming” superan a los que miran canales abiertos y hay masivo abandono del cable

Un estudio publicado en Los Ángeles por la consultora Deloitte, muestra el mayor desfasaje en la historia de los audiovisuales en Estados Unidos, con un abandono del consumo de televisión abierta de millones de usuarios que se pasan a Internet, mientras más de otra tercera parte anuncia que no renovará su actual conexión a la TV por cable.
Un 53% de los espectadores consultados en el último relevamiento afirma que ve sus programas predilectos en el “streaming” y ha abandonado por completo el hábito de asistir al programa de televisión a la hora en que el canal de aire lo emite. Sin embargo entre los usuarios de canales de cable, un 45% aún afirma que mantiene hábitos horarios muy similares a los que tenía con la televisión abierta.
La tendencia revela una aceleración del interés por la televisión en Internet, que en un comienzo fue lento, pero ahora gana espacio velozmente. En 2011, el 17% de los norteamericanos decían ver televisión por Internet; ahora el 64% lo hace asiduamente, una cifra que además trepa hasta el 80% en el escalón de audiencia, que tiene entre 14 a 31 años de edad.
Las megaempresas ya no conforman a los televidentes
Las megaempresas como Time Warner, Dish Network o Comcast, habían marcado hasta ahora las pautas que el televidente debía seguir para estar dentro de “paquetes” que afirmaban eran de alto beneficio –e interés- para los usuarios, pero que Internet ha venido a poner en duda.
Si un televidente promedio norteamericano paga unos 90 dólares mensuales para tener el servicio “paquete” de televisión, internet y teléfono en casa, el resultado es que el máximo uso lo tiene Internet, y no el resto. El teléfono hogareño cada día se usa menos, mientras que de los 189 canales que ofrecen las compañías, el telespectador promedio, ve unos 17 solamente. Además, según la data de la Comisión Federal de Comunicaciones, las tarifas han subido a un ritmo de 6% anual. Sin embargo la mayoría de los estadounidenses prefieren de momento mantener el cable, aunque el 38% reconoce que está “estudiando” replantear el contrato o simplemente no renovarlo. En Estados Unidos, el 87% de los hogares tiene televisión por cable. Sin embargo crece el número de quienes solo contratan banda ancha de Internet, pero no televisión por cable, unos 10 millones de hogares, según el último relevamiento.
Transmite la señal Streaming de tu Radio desde 6 $us mensuales – Click aquí »

La publicidad quiere sacar provecho del streaming en la Web

La publicidad quiere sacar provecho del streaming en la Web

La movilidad apuntaló la costumbre de escuchar músicay radio online, y las marcas buscan no quedar al margen.
Banners, palabras clave, un lugar en el buscador, contenidos auspiciados en las redes sociales y la lista sigue. Con distintas formas, la publicidad sigue conquistando espacios al ritmo en que la Web promueve nuevos hábitos, como la escucha de música y radio online. El crecimiento de usuarios del streaming amplió el negocio con audio spots, una modalidad de avisos que monetiza lo audible en Internet.
En los últimos tiempos, la masificación de los dispositivos móviles consolidó la demanda y enriqueció la oferta de servicios de música online, que se sumó al dial digital. La audiencia de las radios se diversificó hasta tal punto que, en algunos casos, los oyentes que escuchan desde los parlantes de la computadora, o conectados a la tableta o el móvil, pasaron a representar casi la mitad de la audiencia.
El mercado está en expansión: según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), los canales digitales representan 39% de los ingresos de la industria musical, con un total de US$ 5900 millones en 2013, último dato disponible. Pero los oyentes digitales no se limitan a servicios o ventas de música online. Según datos de comsCore, 35 millones de personas escuchan radio online en América latina, entre los cuales, 4,5 millones corresponden a la Argentina.
Plataformas como Spotify explotan los espacios sin intermediarios. Las publicidades se intercalan entre los temas musicales en la versión gratuita, y quedan al margen de los suscriptores Premium, que pagan por una experiencia más placentera. Pandora, Napster, Grooveshark o Google Play Music son otros de los jugadores de ese palo que también monetizan a través de la pauta publicitaria en sus servicios de streaming.
Pero existe otra posibilidad que incluye a un tercero en la venta de publicidad. Una de estas empresas es Audio.Ad, una red publicitaria de audio digital expandida en la región y en el mercado hispano de los Estados Unidos. La proyección de la firma local en este negocio promisorio atrajo al grupo Cisneros, dueño de RedMas y Adsmovil -dos empresas de publicidad online y mobile-, que se hizo de una porción mayoritaria. La compañía creada por los argentinos Germán Herebia y Carlos Córdoba implementó campañas de audio spots para Speedy, Movistar, Personal, Claro, Unilever-AXE, Petrobras, Cerveza Miller, Honda Motors, Volkswagen y Mitsubishi, entre otras marcas.
La ventaja respecto de la radio, señala el director general de Audio.Ad, Gonzalo Alonso, es la posibilidad de segmentar al público en función de diferentes variables, como geolocalización, edad, tipo de conexión, preferencia de géneros musicales y otros aspectos que permiten apuntar a un target específico.
Como todas las campañas en la Web, dice Alonso, las que se valen de audio spots tienen un impacto medible, por lo cual, también en este caso, es posible seguir los pasos del usuario y estimar una tasa de conversión (por ejemplo, que se canalicen visitas a un sitio, se concrete una venta, un registro u otro, según los objetivos).
De acuerdo con el director de Audio.Ad, las publicidades de audio online no difieren de las que se ponen al aire en radio, tanto respecto del contenido como de la duración, entre 15 y 20 segundos. Por el momento, los avisos que ofrece la plataforma preceden al streaming (pre-roll) y descartan la posibilidad de salteo, como se hace en algunos videos de YouTube.
Sin embargo, esa implementación de la publicidad auditiva aún es básica. El potencial asociado a la radio está en el reemplazo de la tanda por otra específica para el medio online, capaz de generar un ingreso adicional. Así, la comercialización ponderaría a la Web como un espacio diferencial donde es posible desarrollar un marketing «uno a uno». Ese argumento, dicen los desarrolladores de audio spots, justifica que los precios se ubiquen en muchos casos por encima de los que se pagan en la radio tradicional.
«Un 40% de los oyentes de las emisoras que están en nuestra red, como por ejemplo radio Mitre, escucha desde un dispositivo móvil», precisa Alonso. De allí la expectativa de darle valor propio al medio: «A futuro esperamos que los audio spots rompan con el paradigma actual en el que prácticamente se regalan los espacios digitales».
Los avisos auditivos se venden en paquetes según su propia métrica. A diferencia del costo por clic que mide lo que pagan los auspiciantes, por ejemplo cuando los usuarios pinchan en un banner, en este caso se habla de costo por escucha (CPE). El cargo, ubicado hoy en tres centavos de dólar, sólo se aplica cuando el spot se reproduce por completo, explica Alonso. Algo que, en un modelo de avisos ineludibles (no pueden eludirse con un clic ni es posible cambiar de dial), determina una alta eficiencia.
Paquetes Radio Streaming a precios de locura – Click aquí »

Crecen televidentes de streaming sobre TV en directo

Crecen televidentes de streaming sobre TV en directo

Los consumidores estadounidenses ven cada vez más televisión en internet por «streaming» y en diferido, en vez de mirar los programas en directo, según un estudio publicado el miércoles por la consultora Deloitte.
El 56% de los consultados indicó que ve películas en línea al menos una vez por mes y el 53% programas de televisión.
Los espectadores interrogados consagraron solo 45% de su tiempo frente a la pequeña pantalla a la televisión en directo. La cifra cae a 35% en la franja de 26-31 años y a 28% para los de 14-25 años.
«La noción de consumidores sentados en sus salas de estar mirando programas de televisión a horarios programados, especialmente entre las generaciones jóvenes, deja lugar rápidamente a un mercado de telespectadores que usan múltiples aparatos dentro y fuera de su hogar para mirar contenidos cuando quieren», indicaron los autores del estudio.
«En 2014 hubo una transición entre una televisión con hora impuesta (por las cadenas de televisión) a una gran cantidad de consumidores que se dan atracones televisivos a su propio ritmo», añadieron.
El 68% de los encuestados admitió haber realizado «binge-watching», como se conocen en inglés estos atracones de tres o más episodios por vez, y el 31% afirma hacerlo al menos una vez por semana.
La transición es más evidente en las nuevas generaciones: más del 70% de los jóvenes de 14 a 25 años dicen que el «streaming» –mirar contenidos a través de internet sin descargarlo a la computadora– es su método preferido de mirar televisión.
En la misma franja etaria, 80% indica hacer «binge-watching».
Además, el 3% de los encuestados indicó que suprimió su abono a la televisión por cable o por satélite el año pasado, y un 7% afirmó que considera hacerlo.
El estudio se basó en un sondeo a 2.076 estadounidenses de 14 años o más y fue realizado entre el 3 y el 19 de noviembre pasado.
Buscas un servicio de Radio Streaming sin corte? – Click aquí »

Streaming, el futuro de la música

Streaming, el futuro de la música

Un grupo de inversionistas de Vivendi, el conglomerado francés de medios que posee el sello discográfico más importante del mundo, Universal, dijo que en los próximos cinco años, el 5% de todos los usuarios de teléfonos inteligentes (más de 250 millones de personas) pagarán por una suscripción de música en streaming.
Actualmente, las suscripciones para escuchar música a través de este servicio cuestan alrededor de 120 dólares al año, lo cual es más que lo que el consumidor promedio gasta en música, incluso con el apogeo que tuvo la industria musical con su regreso, informó el portal Quartz.
En la época en la que la industria musical pasa por una nueva transformación y en la que los usuarios se suscriben a todos los servicios de música en streaming que pueden, el banco de inversión Credit Suisse previó desde el año pasado que si esta forma de consumir música sigue creciendo, el próximo año la industria podría ver crecer sus ingresos.
Las ganancias del mercado de música grabada van a la baja y hoy lo confirmó la Federación Internacional de la Industria Fonográfica al reportar que los ingresos globales cayeron por debajo de los 15 mil millones que se obtuvieron en 2014.
Ajustada a la inflación, la industria mundial de la música grabada se ha reducido a la mitad en menos de dos décadas. Esto se debe a diversos factores, como el crecimiento de la piratería, los servicios de intercambio ilícito de archivos o el desmoronamiento del álbum con la llegada de las descargas de canciones, a través de servicios como iTunes.
Hoy en día, el servicio de streaming es un nicho de mercado potencial. Un ejemplo es Spotify, quien tiene el servicio más grande con 15 millones de suscriptores de pago y 60 millones de usuarios activos.
Aunque las cifras no son tan representativas aún, esto podría cambiar, ya que Spotify busca expandirse. Además, Apple presentará su servicio de streaming en los próximos meses y YouTube está preparando su propio producto de audio suscripción.
Si eres Dj profesional y Aficionado ahora puedes compartir tus mixados – Click aquí »

“Ver películas por ‘streaming’ no va a matar las salas de cine”

“Ver películas por ‘streaming’ no va a matar las salas de cine”

«Nadie sabe nada» es un extraño mantra para el fundador de una empresa que vale hoy más de 20.000 millones de euros, pero para Marc Randolph, cofundador de Netflix —el servicio en streaming de series y películas con más de 44 millones de usuarios—, esta frase del oscarizado guionista William Goldman vale tanto para lo que se cuece en la meca del cine como lo que bulle en Silicon Valley: «Goldman quería que nadie puede predecir qué será un éxito y qué será un fracaso. Y es importante tenerlo en cuenta para entender que si tienes una idea es imposible saber de antemano si es buena o mala», proclamó Randolph durante la presentación ayer martes en la IE Business School del nuevo máster de esta escuela de negocios.
Que las ideas malas pueden convertirse en ideas millonarias es algo que sabe bien la mujer de Randolph. Cuando le contó la idea de Netflix ella le respondió que era «la mayor estupidez que había oído». Y, en efecto, pareció serlo por un tiempo. Netflix arrancó no como un servicio en línea, sino como un videoclub por correo que enviaba los DVD directamente a los buzones de los estadounidenses. El usuario podía quedarse los discos tanto tiempo como quisiera y no se le cobraba por devolverlos tarde.
Durante tres años la propuesta apenas funcionó, hasta que llegó el 14 de abril de 1997. «Lanzamos nuestra web y estábamos esperando con el champán a que se escuchara el primer ding de nuestro primer cliente. Se escuchó el ding. Unos segundos después: ding, ding, ding, ding. Luego, silencio. Se nos había caído el servidor. Así que en vez de pasarme la tarde bebiendo champán, me encontré en un supermercado con mi técnico comprando equipo a toda prisa para volver a estar en la red».
A sus 56 años, más de una década después de despedirse de la compañía que cofundó y dirigió, Randolph sigue siendo fiel al «nadie sabe nada» y se muestra reacio a las predicciones, aunque se atreve a opinar sobre el futuro que aguarda a las salas de cine por la competencia de Netflix: «No creo que ver películas por streaming vaya a matar a las salas de cine. Cuando estoy en casa, reconozco que lo veo todo por Netflix, o por HBO y Apple TV, pero sigo yendo al cine porque es una experiencia muy distinta». Sobre si el Blu-ray será el último formato físico o de si en realidad la piratería beneficia a la industria, como señalan artistas como Neil Gaiman o los productores de Juego de tronos, Randolph prefiere dejarle el papel de oráculo a otro.
¿Y por qué abandonar Netflix en 2003, cuando la compañía ya era un éxito y estaba a punto de dar el salto al streaming? «A los 45 ya sabes perfectamente en lo que eres bueno y en lo que eres malo. Y yo me di cuenta de que, pecando de inmodesto, se me daba muy bien arrancar empresas, pero era terrible como mánager de una compañía enorme». Cerrar la puerta de Netflix le dejó vía libre a su auténtica pasión: el mundillo start-up. Chubbies shorts, Getable, Bookrenter o Rafter son un puñado de las start-ups que cuentan con él entre sus fundadores y directivos, algunas con éxito, como Looker, que ofrece un programa para gestionar los datos en una empresa y ha conseguido una ronda de financiación de 28 millones de euros.
Optimista «por naturaleza», Randolph no ve que los sueños proféticos de un apocalipsis start-up que han venido señalando expertos como Bill Gurley (máximo inversor de Uber o Snapchat) se vayan a cumplir. Para él, hay un abismo entre estos tiempos y la burbuja digital que explotó en el 2000 y que generó pérdidas de miles de millones de euros: «Las cosas son muy, muy diferentes ahora que entonces. Viví lo que pasó y vi las barbaridades que se cometieron. En su gran mayoría, ese no es el caso. No es lo mismo invertir en ideas, como ocurría entonces, que invertir en empresas como Uber o Airbnb. Estas compañías no son ficticias, tienen millones de clientes que pagan un dinero muy real».
Además, Randolph cree que los riesgos de montar un negocio tecnológico se han reducido mucho: «Cuando constituimos Netflix como empresa, tuvimos que reunir un capital de casi dos millones de euros y tardamos seis meses en tener una web. Ahora podrían hacer lo mismo dos chavales en el salón de su casa».
Y podrían probarlo sin tener que montar una empresa. Randolph señala como futura revolución para las start-ups que puedan identificar si su negocio funciona o no sin tener que crear la compañía»Lo llamo validation-hacking. Pongamos un ejemplo inventado: tú quieres montar una app para servir cerveza a tus clientes siempre que les apetezca. Pues antes de empezar a desarrollarla, lo que tienes que hacer es salir por tu vecindario, darle tu número a los vecinos y contarles cuál es el servicio que ofreces. Te pasas unos meses probando así, corriendo para llevar cerveza a gente cercana cada vez que te lo pidan. Y de ahí aprenderás mucho de tus clientes potenciales y de si el negocio parece rentable».
Sí que ve compleja, aunque necesaria, la transformación de un país que quiera subirse al carro de las start-ups. Y no por dinero o tradición tecnológica: «El factor esencial del que no se suele hablar es el cultural. Conceptos como incentivar la ambición o premiar el fracaso chocan a veces con barreras culturales. En esto hemos mejorado mucho en Estados Unidos, pero hay zonas en las que todavía no se entiende lo importante que es que la gente aprenda errando». De hecho, afirma que la moda ahora en Silicon Valley es «mirar mal» a quien no ha fallado al menos una vez, otro mantra para el emprendedor para el que Randolph se guarda otra referencia cinéfila. Una frase de la actriz Mary Pickford, diva de Hollywood que rodaba películas por docenas al año en la edad de oro del mudo: «Eso que llamamos fracaso no es caerse, sino permanecer en el suelo».
Obten tu señal Audio Streaming por solo 6 $us mensuales – Click aquí »

Apple da indicios de su servicio de 'streaming' con la beta de iOS 8.4

Apple da indicios de su servicio de 'streaming' con la beta de iOS 8.4

El app ‘Música’ en iOS 8.4 muestra cambios en su interfaz, haciendo un guiño al anticipado servicio de ‘streaming’ que toma como base Beats Music y que se lanzaría en junio.
Apple liberó la primera versión beta de iOS 8.4 para desarrolladores, que incluye una iteración del app Música con un rediseño. Esto le agrega leña al fuego a los rumores de un nuevo servicio de música por streaming basado en Beats Music.
9to5Mac, sitio especializado en Apple, notó estos cambios y los hizo saber a través de varias capturas de pantalla.
Uno de los cambios principales es que, al abrir el app por primera vez, se muestra una sección llamada Mi Música, en donde se encuentra la música agregada recientemente; mientras que en la parte de abajo, donde usualmente se ubican cinco categorías (Listas, Artistas, Canciones, Álbumes y Más), ahora sólo está la sección Mi Música, Listas de reproducción y Radio.
La información de la actualización todavía no da ningún indicio relacionado al nuevo servicio de música por streaming en el que Apple está trabajando, pero 9to5Mac dice que se trata del primer paso hacia el anuncio de dicho servicio durante el evento de desarrolladores WWDC a celebrarse en junio.
Apple compró Beats Electronics en mayo de 2014 por US$3,000 millones, cifra que le aseguró hacerse de toda la compañía, incluido el servicio por streaming Beats Music. La gigante de Cupertino compró la compañía, según rumores, para tomar Beats Music como base y así lanzar un servicio por streaming con el cual competir con Spotify, por ejemplo.
Desde la negociación, se rumora bastante acerca de las funciones del nuevo Beats Music. Se dice que el servicio vendrá integrado en iOS 8.4 a lanzarse este verano. El servicio no tendrá versión gratuita y su costo sería de US$9.99 mensuales, además de una membresía familiar de US$14.99. Se dice también que, por primera vez, Apple lanzará un app para Android y al parecer Beats Music también funcionará en la plataforma móvil de Android.
Obten tu señal Audio Streaming por solo 6 $us mensuales – Click aquí »

HBO lanza nuevo servicio de video streaming y Netflix actualiza contrato

HBO lanza nuevo servicio de video streaming y Netflix actualiza contrato

Los movimientos en el mercado de entretenimiento digital siguen ocurriendo en pro de explorar un mercado de alto crecimiento, mientras los operadores tradiconales como las cableras se ven amenazadas por las nuevas formas de consumo de películas y series a través del video streaming en Internet y dispositivos móviles.
Esta semana Home Box Office (HBO), perteneciente a la firma Time Warner Inc., anunció su servicio independiente de video streaming de alta calidad HBO Now para clientes de Apple y del servicio Optimun Online (de Cablevision).
Asimismo, Netflix actualizó el contrato que aceptan sus suscriptores, el cual ahora incluye las restricciones geográficas para ver contenidos de otras regiones vía servicios de redes virtuales privadas o VPN, aunque los analistas dicen que es difícil que se cumplan.
Los anuncios se producen mientras las firmas de investigación de mercados como ABI Research, eMarketer y Pyramid Research advierten sobre el crecimiento que sigue el mercado de consumo de video en Internet y dispositivos móviles (este último conocido como OTT, por sus siglas en inglés).
Los grandes afectados por estos movimientos son las empresas de televisión por cable, que solo en el cuarto trimestre del 2014 perdieron en Estados Unidos más de 100.000 suscriptores.
Los nuevos actores incluyen a firmas de Internet como Netflix, cadenas de televisión como HBO y, más rezagados, a operadores de telecomunicaciones que ofrecen sus servicios de video streaming a través de Internet o bajo la modalidad de OTT.
Según eMarketer, para 2015 un 33% de la población de EEUU estará consumiendo video en sus móviles; en cuatro años más será el 49%.
Novedades
En el caso de los servicios de HBO, los usuarios de dispositivos como iPhone, iPad, iPod y Apple TV podrán descargar la app con su cuenta de iTunes y, tras 30 días de servicio gratuito, seguir disfrutando de HBO Now por $14,99 mensuales.
La parrilla de HBO Now incluye todos los episodios de las temporadas de las mejores series de la cadena, películas (incluyendo las originales de HBO) y noticias, documentales, deportes, comedias y musicales, un total de 2.000 títulos en línea, incluye Games of Thrones, Veep, Los Soprano y Sexo en la ciudad.
Este servicio se une al que ya ofrecía la compañía de video streaming como HBO Go y a los de Cinemax On Demand, de la otra filial de Timer Warner, que cuenta con 122 millones de suscriptores en 150 países. HBO on Demand y HBO Go estarían disponibles en 60 mercados.
En el caso de Netflix, los nuevos contratos incluyen las cláusulas que impiden tener acceso acceso a programas exclusivos de otras regiones a través de servicios de VPN, algo que los analistas indican está más dirigido a complacer a los abogados de las compañías de cine de Hollywood que a cumplirse realmente.
Las restricciones ya habían sido anunciadas por la compañía, pero es hasta ahora que se oficializan en los contratos de servicios.
De manera simultánea, la compañía sigue con la estrategia de fortalecer los contenidos para cada región donde se encuentra presente, para lo cual llegaría a invertir $5.000 millones en 2016.
En América Latina las series originales en idioma español incluyen a «Narcos», producida en Colombia y dirigida por el brasileño José Padilha, y la sátira de futbol «Club de Cuervos», producida en México.
Asimismo, en Brasil la compañía produce series cómicas locales.
La fuerte presencia de Netflix en la región —con una alta demanda de banda ancha— viene provocando que los operadores de cable y de telecomunicaciones lancen servicios de OTT, donde se han identificado 75 plataformas de video streaming para móviles.
Transmite la señal Streaming de tu Radio desde 6 $us mensuales – Click aquí »

Popcorn Time, la aplicación gratuita para ver películas por streaming, ya está disponible para iOS

Popcorn Time, la aplicación gratuita para ver películas por streaming, ya está disponible para iOS

«Todo lo que un usuario necesita hacer para instalar ‘Popcorn Time’ en un dispositivo con iOS es descargar el instalador en su computadora de escritorio, conectar su dispositivo con iOS mediante un cable USB, y seguir las instrucciones en el dispositivo iOS», informaron los desarrolladores al sitio especializado TorrentFreak.
El «Netflix para torrents», como se conoce coloquialmente a la aplicación, es un software de código abierto lanzado en marzo del año pasado, desarrollado por programadores argentinos, quienes ante las presiones legales de la industria cinematográfica por supuesta violación de derechos de autor decidieron abandonarlo.
Pero el proyecto fue adoptado por otros desarrolladores de distintos países y fue relanzado tiempo más tarde, con la posibilidad de ser instalado en computadoras con Linux y Windows, así como en dispositivos con el sistema operativo para móviles Android.
El software toma la amplia base de películas existentes en formato torrent, distribuidos de forma descentralizada a lo largo de la web, y la pone a disposición de los usuarios de manera gratuita.
Paquetes Radio Streaming a precios de locura – Click aquí »