fbpx
Facebook Live introduce una extensión propia para hacer 'streaming' de la pantalla

Facebook Live introduce una extensión propia para hacer 'streaming' de la pantalla

La red social Facebook ha añadido a su plataforma de vídeo en directo Facebook Live una extensión para navegadores con la que es posible realizar ‘streamings’ de la pantalla del ordenador sin utilizar aplicaciones de terceros, como ha advertido el portal The Next Web.
La nueva extensión de Facebook puede descargarse desde la interfaz de Facebook Live, a través de un botón llamado ‘Compartir pantalla’ que ha introducido la compañía. Por el momento sólo se encuentra disponible en algunas regiones y en determinados navegadores como Google Chrome, aunque funciona tanto en PC como en Mac, según el citado medio.

Tras pulsar el botón de ‘Compartir pantalla’, Facebook redirige al usuario a su tienda de aplicaciones, desde donde se puede descargar la extensión, que se instala en el navegador y que permite grabar y transmitir en directo la señal de la pantalla del usuario.

La extensión de Facebook permite elegir entre diversas opciones a la hora de llevar a cabo el ‘streaming’ de la pantalla, compartiendo el vídeo de toda la pantalla o sólo de la ventana del navegador o de una aplicación, así como si se desea compartir también el sonido. No obstante, no permite la opción de incrustar el vídeo de una ‘webcam’ sobre la señal de la pantalla.
Gracias a la nueva extensión, Facebook Live permite por primera vez compartir en directo la señal de la pantalla mediante una herramienta propia, ya que anteriormente solo era posible llevar a cabo este proceso mediante aplicaciones externas como Open Broadcaster Software.

Spotify y Apple Music tendran mayor relevancia para los rankings de Billboard

Spotify y Apple Music tendran mayor relevancia para los rankings de Billboard

En 2018 los listados de la publicación diferenciarán los servicios de streaming que operan con modelos de suscripción de otras plataformas gratuitas basadas en anuncios.

Solamente Spotify y Apple Music suman más de 170 millones de usuarios. Esta es una cifra que no puede ser omitida en el negocio de la música y, en esta línea, un peso pesado como Billboard acaba de anunciar que entregará a estas plataformas una mayor relevancia en sus rankings, principalmente a las variantes para las cuales se cobra una suscripción.

La idea es que a partir del próximo año los listados y rankings de esta prestigiosa publicación serán diagramados de un modo en el cual se le dará mayor importancia a los servicios de streaming que cuentan con modelos de suscripción por sobre otras plataformas de acceso libre y gratuito, como YouTube.
Según explica BGR, para el actual ranking de canciones Billboard Hot 100 la publicación divide los servicios de streaming musical en dos categorías, on-demand y programadas. Entre las primeras están Apple Music, Spotify, Amazon Music y YouTube, entre otras; mientras que en la segunda aparecen servicios como Pandora. Por lo demás, para el ranking de álbumes sólo contemplan los servicios de streaming on-demand.
Uno de los cambios relevantes para 2018 es que, por caso, el ranking Billboard 200 no incluirá datos de plataformas como YouTube, privilegiando las preferencias de usuarios de servicios de streaming con modelos de suscripción. Una evidente muestra de cómo la industria de la música cambia al ritmo del streaming.

El streaming acaba con la tele tradicional

El streaming acaba con la tele tradicional

La televisión lineal sucumbe ante los modelos a la carta, que también están revolucionando el mercado de pago. Los nuevos actores se imponen en una industria que dibuja su futuro sobre la marcha y cambia los hábitos de los espectadores.
El mando de la tele está cambiando, hasta el punto de haberse convertido en algo prescindible mientras el espectador tenga un dedo capaz de controlar un móvil o una tableta. Porque el televisor tampoco es ya el rey de una casa en la que portátiles y otros dispositivos hacen las veces de caja tonta, que resulta cada vez más inteligente. La nueva televisión ya no es lo que era: no existen horarios, no hay que consultar la parrilla en una revista y ni siquiera es necesario estar en el sofá. De hecho, no son necesarios los canales de televisión para ver televisión. Ni una parabólica.

Tampoco hace falta esperar para ir al baño o sentarse todos juntos para ver ese programa o esa serie tan esperados (porque eso de aguantar la intriga una semana, hasta el próximo capítulo, es algo del pasado). La televisión ya no es televisión: es streaming. Y eso lo cambia todo.

Un canal para cada uno
A principios de los 90 comenzó a popularizarse la televisión de pago, al principio con tímidos ejemplos como Canal+. La posibilidad de acceder a contenidos premium previo pago de una cuota mensual creaba un segundo mercado televisivo en el que los cortes publicitarios se evitaban, y donde se podía consumir la avanzadilla de los contenidos punteros. La expansión del cable y el satélite trajo las plataformas digitales, donde se multiplicaban los canales de pago y se tematizaban: uno para cine, uno para niños, uno para deportes… Suponía romper el modelo generalista para crear pequeñas parcelas de contenidos, lo que permitía llegar mejor a cada espectador, que encontraba sus almas gemelas televisivas en la pantalla. El elevado precio de estas plataformas mantuvo a raya la amenaza, pero la llegada de Internet no sólo cambió la forma de distribuir los contenidos (arrinconando progresivamente al satélite o el cable), sino la forma de consumirlos. El primigenio Internet apenas permitió el desarrollo de este mercado, que se ha mantenido agazapado hasta que la fibra y las altas velocidades de conexión se han convertido en algo cotidiano. Es cuando ha despertado la bestia.
La televisión a la carta
Las mejores y mayores capacidades de Internet han hecho posible el nacimiento de plataformas OTT (Over The Top) como Hulu, Netflix o HBO. El negocio es diferente al de una plataforma de televisión digital por satélite, ya que estos servicios no han basado su éxito en la difusión de canales lineales premium, sino en catálogos de contenidos en streaming que se consumen a la carta. Incluso los canales tradicionales disponen de plataformas similares para distribuir sus contenidos, como es el caso de Mi Tele (Mediaset España) o Atresplayer (Atresmedia). El modelo de Netflix o HBO es el mismo, con la diferencia de ofrecer contenidos de terceros, principalmente películas y series. Su éxito ha convertido a estas plataformas en estudios cinematográficos que destinan centenares de millones en la producción de sus propios contenidos como arma para diferenciarse en un mercado que empieza a atomizarse: a Netflix (que invertirá 7.000 millones de dólares en 2018), se unen HBO, Amazon Prime Video (ha invertido 4.500 millones este año), Showtime o RakutenTV (antes Wuaki). Pero el número real de plataformas es desconocido, ya que cada país tiene sus propios productos locales. En paralelo, la amenaza de Apple, Facebook y Google de comenzar a producir contenidos para crear sus propias plataformas, movimientos que en muchos casos ya están en marcha, o el anuncio de Disney tras su ruptura con Netflix. Nunca fue tan fácil y tan barato crear una plataforma digital de este tipo, cuyo éxito reside en la ruptura absoluta de modelos anteriores, cuya decadencia se evidencia en la pérdida de 16,7 millones de abonados a televisión por cable y satélite que ha habido en 2016 solo en Estados Unidos o a los 40 millones que dejarán estas plataformas en 2021, según previsiones de EMarketer. En Estados Unidos, Netflix ya tiene más suscriptores que la televisión por cable. Pero la paradoja es que los canales temáticos no tienen de qué preocuparse…
Confluencias
La siguiente evolución de las OTT es un regreso al pasado, ya que las nuevas plataformas que buscan conquistar el mercado combinan el modelo de contenidos a la carta con la distribución de canales lineales, tanto premium como en abierto. En España el primer caso ha sido Sky, la operadora británica que por 10 euros al mes ofrece 12 canales temáticos de series, cine, documentales y programas infantiles, y contenidos a la carta. Todo ello con una simple conexión a Internet, nada de descodificadores, antenas o instalación. Está pensado para dispositivos como móviles, ordenadores y tabletas, con la posibilidad de verlo en televisión gracias a un pequeño aparato que venden por apenas 25 euros, y que en realidad funciona como un Android TV, un Apple TV o un Fire TV de Amazon, los dispositivos que convierten en inteligentes a los televisores que aún no lo son.
Sky es la primera plataforma de este tipo en España, pero Estados Unidos, como casi siempre, lleva la delantera. Allí ya operan DirecTV Now, que ofrece desde 60 canales por 35 dólares al mes, hasta 120 canales por 70 dólares. La competencia es feroz porque existen otras plataformas similares, como Sling, y otros actores que antes no eran una amenaza, como es el caso de PlayStation (que ofrece en PlayStation Vue paquetes de entre 40 y 75 dólares al mes por contenidos premium, incluyendo cine y deportes) o de YouTubeTV, que demostró lo en serio que van las BigFive en estos temas cuando anunció un paquete de más de 40 canales por 35 dólares al mes.
Este panorama arrincona a las telcos, que han fiado su diferenciación también a la televisión. En los últimos años, la inversión que han realizado las principales compañías proveedoras de servicios de telecomunicaciones ha sido notable, lo que ha incrementado el número de abonados a televisión de pago hasta cifras récord: España ya ha superado los 6 millones de suscriptores, a pesar de ser uno de los países con mayor cantidad de canales de Televisión Digital Terrestre (TDT). La discutible calidad de su programación y las características del mercado español, donde dos actores se reparten a la audiencia, han llevado a muchos usuarios a adentrarse en la televisión de pago. Entre otras cosas porque los paquetes convergentes de Internet y teléfono se han encargado de ello gracias a precios muy competitivos y a la necesidad de contratarlas para acceder a deportes como el fútbol, que ha perdido la gratuidad. De nuevo, la confluencia entre modelos es parte de la estrategia: Vodafone regala HBO a sus clientes de televisión como forma de contrarrestar el enorme poder de Movistar+ en el sector, basado no tanto en los canales que ofrece (pues la mayoría están en todas las plataformas) cuanto en los contenidos de sus canales exclusivos (cine de estreno, deportes o #0, un canal generalista propio que canaliza sus inversiones en ficción). Pero en este mercado cualquier reinado es tan volátil como en ‘Juego de Tronos’. Ya lo hemos visto en televisión. O en el móvil.
Plataformas para todos
Las plataformas de contenidos en streaming se suelen circunscribir a productos de ficción, pero los deportes ya exploran el modelo. Es el caso de beIN Connect, que ofrece el fútbol en directo por 9,99 euros mensuales, o de OpenSport, que aglutina una serie de competiciones, desde MotoGP hasta lucha, por el mismo precio. En este caso, es posible abonarse una única semana por 4,99 euros, mientras que beIN Connect también ofrece 9 canales de entretenimiento como opción adicional. Otro caso es Filmin, que ofrece cine por 8 euros al mes.
La flexibilidad de todas estas plataformas es absoluta, liberando a los espectadores de ataduras y permitiendo que se den de alta y de baja al instante en cualquier momento. Una libertad a la que los usuarios se están acostumbrando y que nos podría invitar a pensar en la necesaria flexibilidad de las plataformas de las telecos, pero sería caer en un error. Basta con revisar su estructura: difusión de canales de terceros combinados con canales propios o contenidos a la carta exclusivos. Estos últimos son los que marcan la diferencia, dado que los canales están disponibles en cualquier plataforma competidora. La única diferencia real radica en que darse de alta o de baja en las plataformas de las telcos implica migrar también Internet y teléfonos, lo que limita la libertad de movimiento de los usuarios. Y ese es precisamente el objetivo cuando la fibra es simétrica para todos y las llamadas son ilimitadas, y con precios similares: solo la tele es una distinción real.

Ahora Bing muestra las tendencias de servicios en streaming como Netflix

Ahora Bing muestra las tendencias de servicios en streaming como Netflix

Entre los diferentes productos de Microsoft, tenemos algunos dignos de mencionar debido a su popularidad y buenas críticas, como lo es, claro está, Office, cuya versión 2019 ya está en el horno y traerá interesantes cambios, principalmente en el sistema de monetización, pues ahora las licencias personales tendrán más características.
Por otra parte, también se encuentra el buscador Bing, quizá uno de los productos más antiguos con los que cuenta la compañía. Y, aunque pareciera que no es tan popular, lo cierto es que es rápido y con buenos resultados, por este motivo es que su uso se ha incrementado en los últimos meses.
Y, como era de esperarse, sigue recibiendo constantes actualizaciones con la finalidad de seguir atrayendo más usuarios a este servicio. Es el caso de esta nueva update, la cual encantará a quienes gustan de ver contenido vía streaming.

Tendencias de streaming, detalles de películas y la opción de guardado llegan a Bing

A partir de hoy, ha comenzado a llegar de manera paulatina a los usuarios una nueva actualización de Bing, la cual está enfocada principalmente en el contenido multimedia, aumentando los detalles y opciones para todos los que hacen uso de este buscador.
En primer lugar, tenemos las tendencias en servicios de streaming. Si haces una búsqueda relacionada con Netflix o Amazon Prime, como, por ejemplo, “películas en tendencias en Netflix”, nos mostrará un desplegado de cintas, donde además tendremos filtros para refinar la búsqueda acorde a nuestros gustos.
Ahora Bing muestra las tendencias de servicios en streaming como Netflix
También han llegado los detalles de películas en la versión móvil, con la cual podremos buscar una película y, en los resultados, podremos ver detalles completos como reseñas, horarios en cine, elenco, entre otros.
Ahora Bing muestra las tendencias de servicios en streaming como Netflix
Finalmente, otra opción interesante que está disponible en esta actualización es la posibilidad de guardar el contenido multimedia que busques en la red. En la lista de resultados de vídeos e imágenes, aparecerá un botón en la parte izquierda, donde podremos almacenar el contenido para verlo después en Bing Saves, y de ahí podrás armar colecciones sobre lo que vayas guardando.
Ahora Bing muestra las tendencias de servicios en streaming como Netflix
Como mencionamos, esta actualización se está haciendo de manera paulatina y primeramente en los Estados Unidos, para de ahí expandirse al resto de los usuarios en el globo. Realmente hay que alabar el esfuerzo de Microsoft por atraer a las personas a usar su buscador, pues opciones como éstas son las que ayudan a destacar de la competencia.

TickBox TV en jaque por hacer uso de Kodi

TickBox TV en jaque por hacer uso de Kodi

Las productoras y principales servicios de contenidos en streaming ya confirmaron que se tomarían muy en serio todo lo relacionado con este software. Las últimas noticias apuntan que todos aquellos dispositivos conocidos como TickBox TV serán puestos en jaque por la utilización de Kodi, permitiendo el acceso a contenidos de forma ilegal.
Para ser más precisos, acusan al fabricante de estos dispositivos de utilizar sus equipos para fomentar la piratería de contenidos, sobre todo aquellos disponibles en los principales servicios de contenidos en streaming y canales de televisión. BBC, Sky, Movistar+ o FOX son algunas de las cadenas y servicios de televisión que se están encontrando con este problema.
En esta ocasión han sido Amazon y Netflix los que han vertido declaraciones de forma pública contra estos dispositivos.
Pero de nuevo es necesario realizar matices sobre estos dispositivos y su funcionamiento. El software Kodi no se puede considerar dañino para la propiedad intelectual. Lo que sí es un problema con los complementos existentes.
Son estos los que permiten acceder a contenidos de servicios en streaming o canales de televisión en directo. Fútbol, MotoGP, Fórmula 1 y así hasta completar un largo listado de deportes accesibles sin ningún tipo de limitación.

¿Por qué los dispositivos TickBox TV son señalados?

El fabricante de estos dispositivos no solo incluye un manual de instrucciones para detallar el uso de los mismos. El usuario puede encontrar un amplio manual alternativo en el que se explica el proceso de instalación de los complementos de Kodi que permiten el acceso a estos contenidos.
Las productoras y estudios cinematográficos Universal, Columbia Pictures, Disney, 20th Century Fox, Paramount Pictures, Warner Bros, Amazon Originals y Netflix han interpuesto una demanda contra estos dispositivos, acusando al fabricante de fomentar la piratería de contenidos.
Esto se puede convertir en un problema para los propietarios de TickBox TV. En el caso de que la sentencia no sea favorable, en el peor de los casos podrían verse obligados a echar el cierre. La cuantía económica ascendería hasta los 150.000 dólares, aunque esto es solo una cifra provisional.
Ya sabíamos que esto traería bastante de qué hablar. La industria tiene claro que esto es un problema que deben erradicar. Por el momento, han buscado la forma de echar el guante a Kodi. Sin embargo, los propietarios y desarrolladores del software han indicado que el software no fomenta la piratería, y que se trata de complementos desarrolladores de terceros y fuera de su alcance los que permiten disfrutar de contenidos de forma ilegal.
Dado que el proceso de ataque a Kodi no ha dado resultados, ha comenzado la ofensiva contra los fabricantes de este tipo de dispositivos. Pero aquí tampoco tienen sencillo obtener buenos resultados. Si en el caso anterior los desarrolladores de Kodi indicaban que se trata de un software que permite disfrutar de contenidos multimedia. En este caso indicarán que se trata de hardware que equipa este software.
¿Qué sucederá al final? Todo parece indicar que aún habrá que esperar, pero no será el único fabricante de estos dispositivos que se verá sometido a estas presiones.

El streaming, rumbo a liderar el modo en el que se consume música

El streaming, rumbo a liderar el modo en el que se consume música

La​ ​Federación​ ​Internacional​ ​de​ ​la​ ​Industria​ ​Fonográfica​ ​(IFPI​) publicó​ ​recientemente​ ​el​ ​informe “Music Consumer Insight Report Connecting with Music 2017”, ​que refleja los​ ​datos​ ​sobre​ ​el​ ​consumo​ ​de​ ​música​ ​en el​ ​mundo​ ​en​ ​los​ ​primeros​ ​seis​ ​meses​ ​de este​ ​​año.
El​ ​estudio​ ​fue​ ​realizado​ ​en​ ​los 13​ ​principales​ ​países​ con consumo de música del planeta ​(México,​ ​Suecia,​ ​Brasil,​ ​Corea​ ​del Sur,​ ​España,​ ​Estados​ ​Unidos,​ ​Francia,​ ​Italia,​ ​Reino​ ​Unido,​ ​Australia,​ ​Alemania, Canadá​ ​y​ ​Japón), en ​un​ ​segmento​ ​de​ ​usuarios​ ​de​ ​Internet​ ​de​ ​16​ ​a​ ​64​ ​años.

Una​ ​de​ ​las​ ​tendencias​ ​más​ ​representativas​ ​de​ ​este​ ​estudio​ ​fue​ ​el​ ​consumo​ ​de música​ ​a​ ​través​ ​de​ ​plataformas​ ​de​ ​streaming​ ​con​ ​licencia.

A​ ​continuación,​ ​​los​ ​7​ ​datos​ más relevantes ​del ​estudio:
A​ ​continuación,​ ​​los​ ​7​ ​datos​ más relevantes ​del ​estudio:
1 – Casi la mitad de todo el streaming bajo demanda se realiza a través de YouTube
A nivel mundial, el 45% de los usuarios de Internet de todo el mundo escuchan su música favorita a través de un servicio de streaming de audio con licencia. Este número aumentó un 8% a partir de 2016.
1 – Casi la mitad de todo el streaming bajo demanda se realiza a través de YouTube
La IFPI también encontró que la transmisión de video compone más de la mitad de todas las horas de streaming de música bajo demanda. YouTube solo representa el 46% de todo el tiempo dedicado a escuchar música bajo demanda. Más allá de eso, el 23% de los usuarios escuchó música a través de suscripciones de streaming de audio pagas. El 22% usó un servicio gratuito, apoyado por anuncios.
2 -Casi todos los usuarios de Internet del mundo consumen música con licencia
La IFPI encontró que los consumidores de música se han involucrado más que nunca con la música con licencia. Las estadísticas son sorprendentes. El 96% de los usuarios de Internet consumen música con licencia. Esto incluye música a través de streaming de audio y video, compras físicas, descargas digitales y radio. Entre los jóvenes de 16 a 24 años, este número aumenta un 2%.
2 -Casi todos los usuarios de Internet del mundo consumen música con licencia
En Estados Unidos, el 48% de los usuarios de Internet se han comprometido con la transmisión de audio con licencia. Aunque significativo, este número palidece en comparación con México, Suecia y Brasil. La IFPI encontró que el 75% de los usuarios de Internet en México escuchan música con licencia. En Suecia y Brasil, el 66% participó con streaming licenciado. Canadá y Japón se clasificaron como los países con el compromiso musical más bajo online, con un 39% y 18%, respectivamente.
2 -Casi todos los usuarios de Internet del mundo consumen música con licencia
La IFPI también señaló que el 50% de los usuarios de Internet pagaron por música con licencia en los últimos seis meses.
3 – La radio está lejos de estar muerta
El consumidor de hoy se relaciona con la música a través de uno de cuatro métodos. El 44% compró copias físicas de música o descargas pagas. De esos 44%, el 32% compró CDs, el 28% pagó por descargas digitales, y el 17% compró discos de vinilo.
3 – La radio está lejos de estar muerta
Sobre la base de lo que la IFPI señaló anteriormente, el 45% de los consumidores encuestados utilizan servicios de audio streaming para la música. De ese 45%, el 39% de sus canciones y álbumes favoritos proviene de un servicio gratuito, apoyado por anuncios, y el 27% utiliza una plataforma de streaming paga.
El 75% utiliza servicios de streaming de video como YouTube. El 87% escucha música en la radio. De esos 87%, el 68% utiliza la radio tradicional, y el 35% utiliza radios online.
3 – La radio está lejos de estar muerta
A nivel mundial, la radio tuvo un 40% de participación en el consumo de música. La música comprada, incluidas las descargas digitales, tenía una participación del 22%. Los consumidores de música Heavy pasaron el 20% de su tiempo total de escucha de música en servicios de video, y el 18% en plataformas de audio.
En Alemania, los consumidores de música Heavy prefirieron escuchar música en la radio. El 10% de los consumidores de música japonesa y surcoreana pasaron más tiempo escuchando música comprada. Los consumidores de música mexicana altamente comprometidos usaron plataformas de video streaming como YouTube.
4 – Casi todos los usuarios de streaming de audio pago utilizan su teléfono para escuchar música
Hoy en día, casi todo el mundo prefiere escuchar música en su teléfono. La IFPI vio este aumento en todos los grupos de edades de 16 a 54 años.
4 – Casi todos los usuarios de streaming de audio pago utilizan su teléfono para escuchar música
En el uso de teléfonos inteligentes para la música, México llegó en primer lugar. 91% de todos los consumidores mexicanos utilizan sus teléfonos para escuchar sus canciones favoritas. Brasil y Corea del Sur quedaron por detrás de México con un 85% y un 80%, respectivamente. Estados Unidos llegó en séptimo lugar, con el 63% de los consumidores escuchando música a través de sus smartphones. Canadá y Japón ocuparon los puestos finales con 52% y 44%, respectivamente.
5 – Un número significativo de adolescentes pagan por el streaming
En su estudio, la IFPI encontró que los jóvenes de entre 13 y 15 años demostraron altos niveles de compromiso con la música. El 85% de los adolescentes de este grupo etario utilizan plataformas de streaming para disfrutar de la música. De esos 85%, el 79% utiliza un servicio de video y el 67% una plataforma de audio.
5 – Un número significativo de adolescentes pagan por el streaming
La IFPI también reveló el número de quienes usaron plataformas de audio. De esos 67%, el 37% utiliza servicios de streaming pagos. El 62% utilizó plataformas gratuitas y apoyadas por anuncios. El 33% de los que utilizan plataformas de streaming de audio pago, pagaron su propia suscripción de streaming de música. El 36% son parte de un plan de suscripción familiar.
6 – A pesar de las declaraciones de Lyor Cohen, YouTube no está pagando muy bien.
La mayoría de la gente escucha música en YouTube. Sin embargo, según la IFPI, el servicio no paga un valor justo a la industria de la música.
El mes pasado, el 85% de los usuarios de YouTube utilizaron el sitio para consumir música. Tiene un estimado de 1,3 millones de usuarios, sin embargo, el sitio paga menos de un dólar por usuario anualmente a la industria de la música. Spotify, por otro lado, le paga a la industria musical un estimado de 20 dólares por usuario.
6 – A pesar de las declaraciones de Lyor Cohen, YouTube no está pagando muy bien.
La IFPI también agregó que muy pocos usuarios descubren música en YouTube. Un increíble 76% de los usuarios de música de YouTube escuchan canciones que ya conocen.
7 – El stream ripping se ha convertido en la forma preferida de descargar música
Hoy en día, más usuarios prefieren escuchar música a través de plataformas de streaming pagas o gratuitas. Sin embargo, la IFPI encontró que la piratería aumentó este año. El 35% de los usuarios de Internet bajan música. Este número subió un 5% respecto al año pasado. Entre los jóvenes de 16 a 24 años, este número se disparó a 53%. El 45% de los millennials y el 32% de los usuarios de la Generación X también descargan su música.
7 – El stream ripping se ha convertido en la forma preferida de descargar música
Los motores de búsqueda, específicamente Google, desempeñan un papel clave en la habilitación de infracción de derechos de autor. La IFPI encontró que el 54% de aquellos que descargaban activamente música con derechos de autor usaban Google para encontrar y reproducir música.

Netflix quiere mejorar el 'streaming' durante los vuelos

Netflix quiere mejorar el 'streaming' durante los vuelos

Está desarrollando un nuevo sistema que incremente la eficacia de la ancha banda y la calidad de imagen de sus emisiones incluso en conexiones lentas.
Uno de los grandes activos que ha venido exhibiendo Netflix en los últimos años, como suelen apuntar sus usuarios, reside en la fluidez que presentan sus emisiones y en las escasas ocasiones en las que la reproducción se detiene por completo como consecuencia de una conexión a internet demasiado lenta.
Esto explica quizás que el gigante del ‘streaming’ se haya planteado ahora desarrollar todavía más mejoras en sus servicios -incluida la que ajusta automáticamente pero sin brusquedad la calidad de imagen en función de la velocidad de la banda ancha- con el objetivo de que cada vez más aerolíneas incluyan sus contenidos en la oferta de entretenimiento a bordo.
Como ha argumentado la propia compañía durante la llamada Expo APEX que se celebra estos días en Long Beach, California, una de las razones por las que generalmente las compañías no cuentan en sus vueltos con demasiados servicios que requieran el uso de internet reside en los elevados costes que se desprenden de la instalación de la banda ancha en las aeronaves.

Y con el propósito de resolver este problema, así como de extender su dominio a nuevos mercados, Netflix ha anunciado que está dando los últimos retoques a una nueva tecnología que exprimirá al máximo el flujo de datos y, de esta forma, permitirá a los televidentes disfrutar de su contenido sin interrupciones al tiempo que evita que las aerolíneas tengan que invertir más dinero en la mejora de sus conexiones.

«Con estos avances, seremos capaces de monitorizar el rendimiento de la reproducción para asegurarnos de que nuestros clientes cuentan con el mejor servicio posible. Y al colaborar estrechamente con las aerolíneas que participan en nuestro proyecto, podremos generarles un ahorro de hasta el 75 % que, de otra forma, tendría que ir a parar a conexiones más potentes. Una vez eliminados estos temores sobre los costes de la banda ancha, las aerolíneas empezarán a promocionar de forma más activa los servicios de streaming en los vuelos, y así las dos partes podremos satisfacer las necesidades de nuestros clientes mutuos», manifestó Spencer Wang, vicepresidente de la plataforma.
De momento, Netflix ya ha recibido el visto bueno de compañías como Aeroméxico, Quantas y Virgin Australia, con las que ya está trabajando codo con codo en la incorporación de sus servicios, así como de la filial estadounidense de la última empresa mencionada, que ya empezó a ofrecer en 2015, pero solo en vuelos seleccionados, acceso directo a la popular plataforma.

Apple Music: 30 millones de suscripciones y los retos por venir

Apple Music: 30 millones de suscripciones y los retos por venir

Jimmy Iovine, responsable de Apple Music, habla acerca del futuro del servicio de música en streaming.
Desde su lanzamiento hace poco más de dos años, Apple Music ha dado mucho que hablar pese al inicial escepticismo que había con la plataforma. En un momento donde Spotify era –y sigue siendo– el rey, parecía poco probable dar la bienvenida a un nuevo competidor. El servicio de Apple no solo ha demostrado ser uno digno, sino también que puede ofrecer mucho en puntos donde su rival tiene poco margen de actuación.
De esta y otras cosas ha hablado Jimmy Iovine, máximo responsable de la plataforma, en una entrevista realizada para la publicación Billboard.

En ella comenta como dato relevante que Apple Music ya supera los 30 millones de suscriptores, unos resultados nada despreciables teniendo en cuenta los años de vida de la plataforma. Así mismo, los últimos 3 millones han llegado en el espacio de apenas 3 meses, habiendo anunciado en el evento especial de julio los 27 millones de suscripciones.

Iovine hace hincapié en la importancia que tiene para los servicios de streaming el poder crear interacción entre los aristas y la audiencia a la que se dirigen, un punto en el que Apple está poniendo especial interés de manera reciente. Prueba de ello son los shows que la plataforma ha estrenado de manera exclusiva en dicho servicio, siendo el más reciente y popular de estos Carpool Karaoke.
La música ha sido siempre uno de los pilares de la compañía, algo que se hizo muy patente con la introducción de los primeros iPod y el revolucionario iTunes, que juntos elevaban las posibilidades de los usuarios para escuchar canciones allá donde estuvieran y como ellos quisieran. Lejos de diluirse este interés con el paso del tiempo, ahora lo vemos reflejado a través del servicio musical y de productos como el Apple Watch, que apuesta fuerte en su última versión por esta vertiente.
Acerca del futuro de la plataforma y cómo esta puede evolucionar para seguir creciendo, Iovine lo tiene claro:

Hay que ayudar a los artistas a crear nuevo contenido que nunca serían capaces de hacer ellos solos. Un espacio donde puedan ser creativos. Estamos experimentando. Es un nuevo negocio. Hemos llenado un espacio con tantas personas creativas como hemos podido. Lo que ocurrirá, según mi experiencia, será algo realmente genial.

A corto plazo, parece improbable que Apple pueda llegar a alcanzar a su rival, teniendo Spotify en su haber algo más de 60 millones de usuarios. La base sigue siendo demasiado sólida y la tracción de Apple sigue reducida de manera mayoritaria a aquellos que compran sus productos –a pesar de contar con una aplicación también en Android–, lo cual reduce notablemente las posibilidades de crecer a una mayor escala. Aún así, no se puede decir que los pronósticos sean malos, precisamente.

Microsoft anuncia el cierre de su plataforma de streaming Groove Music

Microsoft anuncia el cierre de su plataforma de streaming Groove Music

Para facilitar las cosas a los usuarios, Microsoft decidió aliarse con Spotify con el fin de permitir a los usuarios importar sus actuales listas de reproducción de Groove a la conocida plataforma de streaming de música. Obviamente, los que no deseen unirse a Spotify a recomendación de Microsoft simplemente recibirán su dinero de vuelta.
En una nota publicada sobre estos cambios, la compañía dijo lo siguiente:

Pronto actualizaremos la aplicación Groove Music con la posibilidad de transferir la música a Spotify, una función que estará disponible para los Windows Insider a partir de esta semana. La actualización a la app Groove Music para Windows 10 y Xbox One comenzará en la semana del 9 de octubre y permitirá a los dueños de Groove Music Pass mover sus actuales colecciones de música y listas de reproducción a Spotify. Los contenidos de Groove Music Pass empezarán a moverse a Spotify al menos hasta el 31 de enero del 2018.

La compañía también redactó un artículo de preguntas frecuentes sobre esta decisión con más información al respecto.
Spotify tiene actualmente presencia en más de 60 países y presume de unos 140 millones de usuarios activos, de los cuales unos 60 millones son suscriptores de pago. Mientras tanto, Groove no sólo tenía considerablemente menos usuarios, sino que incluso contaba con peor funcionalidad.

La aplicación de Spotify también debutó recientemente en la Microsoft Store para Windows 10 y Xbox.

Por último, si bien la aplicación de Groove para Windows 10 (PC y Mobile) seguirá funcionando después del 31 de diciembre, los usuarios únicamente la podrán usar para reproducir la música almacenada localmente y para realizar streaming desde OneDrive, donde cualquiera podrá almacenar su música para tenerla en todos sus dispositivos.

Cómo mejorar la calidad del 'streaming' al televisor en Netflix, Hulu y otros

Cómo mejorar la calidad del 'streaming' al televisor en Netflix, Hulu y otros

No sufras con las molestas pausas o la baja resolución de las imágenes. Aquí te decimos cómo hacer un mejor ‘streaming’ desde tu televisor, dispositivo de transmisión o consola de juegos.
Pocas cosas molestan más que la interrupción de la imagen mientras Netflix se carga.
Si has sufrido la lentitud, las pausas no deseadas y la baja resolución cuando miras Netflix, Amazon Video, Hulu o el servicio que sea, no necesariamente es culpa de ellos. Pudiera ser tu conexión de Internet.

Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar la conexión a tu televisor, dispositivo de transmisión o consola de juegos. Mientras más rápida sea la conexión, mejor será la calidad (en general).

1. Mejora la velocidad de tu conexión
Esta es ciertamente la solución más obvia, pero ¿cuándo fue la última vez que preguntaste a tu proveedor de Internet sobre la rapidez de sus conexiones? Si han pasado años, probablemente tienen nuevos servicios (quizás hasta fibra) que pudieran aumentar significativamente la velocidad de las descargas.
Para hacer streaming en 4K necesitas por lo menos 15 Mbps, pero en realidad necesitas más que eso. También es posible que en tu zona haya nuevos proveedores o servicios de otras compañías. Cuando me mudé a mi casa, la compañía telefónica tenía la mejor opción, una línea DSL bastante rápida, mucho mejor que la compañía local de cable. Pero ahora esa compañía de cable ofrece seis veces más velocidad a 60 por ciento del precio. Así que pude ahorrar dinero y aumentar la velocidad de mi conexión de Internet de manera significativa.
Este es definitivamente el lugar por donde comenzar.
2. Cambia tu ruteador/hub
El ruteador Wi-Fi que te da tu proveedor de Internet probablemente es terrible. Yo conseguí otro el día antes que me instalaran el servicio y tuve un aumento de velocidad de 20 por ciento. Algunos proveedores incluso cobran por ruteadores de mala calidad, de manera que puedes ahorrar dinero comprando tú mismo uno mejor y así, además, no tienes que pagar eso al proveedor.
También es muy probable que consigas un mejor alcance y calidad de señal con un mejor ruteador. Así que si siempre has tenido una mala conexión, un mejor ruteador pudiera ayudar.
Un ruteador nuevo o diferente también pudiera darte la opción de conectarte con 5 GHz (el Wi-Fi «normal» es 2.4). 5 GHz por lo general es más rápido y tiene menos probabilidad de interferencia de otros dispositivos. Sin embargo, la señal no atraviesa las paredes tan bien.
3. Cambia a Ethernet
Aunque es conveniente, una conexión Wi-Fi puede ser lenta. Las conexiones Ethernet (con cable) son mucho más rápidas y no las afecta las paredes, la interferencia o la distancia (bueno, al menos en una casa). Colocar los cables puede ser molesto, pero ello ofrece la conexión más fiable.
Si quieres usar cable, fíjate en tu aparato. La mayoría de los dispositivos de streaming baratos como el Roku Streaming Stick y el Google Chromecast no tienen el puerto de Ethernet necesario para una conexión con cable, aunque Google vende un adaptador de US$15 para agregar Ethernet a Chromecast. Nuestros dispositivos favoritos de streaming con Ethernet incorporado son el Roku Premiere+, Apple TV, Nvidia Shield y Amazon Fire TV. La mayoría de los Smart TV (con la notable excepción de los Roku TV que no son 4K) y las consolas de juego tienen Ethernet.
4. Mueve el ruteador
Cambiar de lugar el ruteador Wi-Fi puede ayudar mucho. Si está en el suelo, en un closet o en un extremo de la vivienda, pudieras estar limitando el alcance de la señal y la velocidad sin darte cuenta. La señal Wi-Fi atraviesa paredes, pero colocar el aparato a cierta altura y con menos paredes de por medio puede ayudar. Si el ruteador tiene antenas, colocarlas correctamente también es mejor.
Lo mismo es cierto al otro extremo de la señal. Si tienes un dispositivo de streaming en un gabinete, es una limitación. En un mundo perfecto, entre el dispositivo y el ruteador no debe haber nada. Esto no es necesario, naturalmente, pero todo lo que coloques entre los dos reduce la potencia de la señal y potencialmente la velocidad.
Otra cosa que puedes hacer es conseguir un repetidor de señal Wi-Fi o conectar un cable Ethernet a un segundo ruteador Wi-Fi. Si tu casa es larga o grande, hay muchas opciones más allá de lo que aconseja esta guía.
5. Reduce el uso de la señal Wi-Fi
La conexión de Internet es como una tubería de agua, que tiene cierta capacidad. Si estás tratando de hacer streaming en el salón de estar, pero el resto de la familia también hace lo mismo en otras partes de la casa, quizás la señal no alcanza bien para todos.
Comprueba los resultados
Un verificador de velocidad de Internet como Speedtest puede darte una idea de la situación. Si usas la versión Android o iOS, asegúrate de colocar el teléfono o tableta cerca del dispositivo de streaming para conseguir el resultado más preciso. Con cada cambio que hagas en la configuración, puedes probar de nuevo y ver cómo afecta la señal.
Muchos problemas de streaming pueden solucionarse con estos pasos. La clave es dar la mayor velocidad posible al dispositivo por los medios que sean necesarios.