fbpx
Netflix enfrenta más desafíos en su camino por el trono del streaming

Netflix enfrenta más desafíos en su camino por el trono del streaming

Con 5,3 millones de abonados, la compañía planea ampliar los 6 millones de dólares invertidos en sus series y películas exclusivas para sostener su crecimiento ante competidores como Amazon, Google y HBO.
Netflix apuesta por los contenidos propios, pero para ello necesita una gran cantidad de dinero. Para conseguirlo, el servicio de video online emitirá títulos de deuda con los que espera conseguir 1600 millones de dólares, según un anuncio del gigante del streaming .

La compañía negociará detalles como el plazo de pago y los intereses con los primeros inversores. En los últimos años, Netflix gastó cerca de seis millones de dólares al año en el desarrollo de contenidos originales -desde series como Narcos a películas como la recién estrenada Fe de etarras- y en 2018 prevé invertir entre siete y ocho millones.

Hace apenas cinco años que Netflix alcanzó su primer gran éxito con la serie de intrigas políticas House of Cards , protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright. Desde entonces, el mercado de la televisión ha cambiado a una velocidad vertiginosa y la empresa estadounidense no ha dejado de crecer.
Hace unos días presentó unas cifras trimestrales impresionantes con un aumento de 5,3 millones en el número de clientes y un total de 3.000 millones de dólares (2.500 millones de euros) de ingresos.
Los servicios de pago que ofrecen películas y series online aún no han sustituido a la televisión tradicional, pero cada vez adquieren más importancia y Netflix tiene mucho que ver en esa tendencia, pues es la empresa que asentó este modelo de negocio.
La firma, fundada en 1997 en Los Gatos, California, comenzó como un servicio de préstamo de DVD y Blue-ray online. En los años siguientes su éxito fue aumentando hasta que en 2003 salió a bolsa y desde entonces su valor ha subido de 300 millones a más de 87.000 millones de dólares.
El vertiginoso aumento de su valor se debe a que el número de clientes creció desde 2011 de unos 23 a 109 millones. Además, ahora Netflix está disponible en más de 190 países.
Del DVD al streaming, la historia de Reed Hastings, el creador de Netflix
Esto atrae a la competencia. Mientras que el gigante estadounidense Disney anunció recientemente su propio servicio online para 2019, el popular canal de pago HBO, de Time Warner, ya está disponible en Internet desde 2015, con series tan exitosas como «Juego de Tronos». Asimismo, Hulu, también pionera del mercado, cuenta con producciones de gigantes del sector como NBC Universal, Fox y Disney.
Sin embargo, el mayor rival de Netflix hasta ahora es Amazon. Aunque es conocido por su enorme expansión en el negocio de la venta online, compite desde hace tiempo con la plataforma de streaming mediante su servicio Prime Video.
Google, por su parte, está ampliando su negocio en YouTube con cuentas de pago y contenidos exclusivos para profesionales. Y Facebook y Apple también planean inversiones de miles de millones de dólares en contenidos de video exclusivos, según los medios estadounidenses.
En la lucha por el trono del sector, las producciones propias, denominadas «originals», son la clave del éxito. HBO ya se hizo un nombre con clásicos como Los Soprano o The Wire y hoy en día sigue siendo sinónimo de calidad. Amazon , por su parte, aún no ha alcanzado un gran éxito internacional con sus series, mientras que Netflix brilla recientemente con «Narcos», pero está teniendo problemas para continuar House of Cards o Orange Is the New Black .
Para competir por el siguiente «hit», los principales servicios prevén grandes inversiones. Netflix destinará a contenidos exclusivos 6.000 millones de dólares este año; Amazon, 4.500 millones y YouTube también subirá la apuesta. Disney, mientras tanto, comenzará con la inversión en su canal de deportes ESPN, que será inaugurado en 2018 como servicio en streaming.
Aunque las producciones propias pueden acabar siendo caros fracasos, lo cierto es que en caso de éxito no sólo actúan como un imán para los clientes. Además, las producciones compradas pueden salir también caras y la adquisición de los derechos es a menudo complicada.
Asimismo, los acuerdos de licencia suelen estar limitados y cuando dos socios se convierten en rivales, se pueden perder valiosos contenidos.
Netflix siente que está bien preparada, pero es consciente de la amplia competencia. Por eso se esfuerza por mejorar su servicio «tan rápido como sea posible», sobre todo a través de más inversión en la programación, según explicó el director ejecutivo, Reed Hastings.
Al menos en Wall Street hay una gran confianza depositada en la empresa y las cifras trimestrales fueron bien recibidas. Goldman Sachs y JPMorgan Chase recomendaron ya la semana pasada comprar las acciones después de que Netflix subiera los precios del abono mensual. Desde entonces, su cotización ha marcado un récord tras otro.

El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?

El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?

Es uno de los productos más desconocidos y silenciosos del catálogo de Amazon. El primer modelo salió a la luz hace ahora tres años, en 2014, pero como ocurrió con Alexa y los altavoces Echo, su primer destino fue el mundo anglosajón.

Tres cursos después de aquel estreno, el ‘Chromecast’ del gigante del comercio electrónico llega a España.

La compañía, como ha podido saber Teknautas, pone este martes en juego su ‘Fire Stick Basic Edition’, un accesorio que conectándolo a una pantalla permite acceder a películas, juegos, programas de televisión y aplicaciones.
Si tienes ‘Amazon Prime’ es un chollo
Este ‘gadget’ se puede adquirir desde hoy mismo en Amazon España. El precio depende si eres socio de ‘Prime’ o no. En caso afirmativo, tendrás una rebaja notable del 30%. Si estás suscrito tendrás que apoquinar 39,90 euros. Si no tienes una de estas cuentas, 59,90 euros.
¿Qué es extactamente este ‘Fire Stick Basic Edition’? Resumiendo: es un dispositivo que se encuentra a caballo entre la Apple TV y el Chromecast, aproximándose en diseño y precio al ‘gadget’ que Google popularizó. Para utilizarlo solamente necesitas una pantalla de televisión o monitor con un puerto HDMI y conexión a internet. Así podrás acceder al contenido de Amazon Video (disponible si eres Prime) pero también a muchas otras Netflix, HBO, Spotify o Deezer, entre muchas otras.
A diferencia de Chromecast cuenta con un control propio y no necesita un móvil para funcionar
Sobre los aspectos técnicos, cabe destacar que esta versión ‘Fire Stick Basic Edition’ cuenta con 8 GB de memoria interna para guardar de las aplicaciones que queramos. Las películas y demás contenidos -como series o programas de televisión- se reproducen en ‘streaming’ así que no consume este espacio. Aunque dispone de un mando propio, a diferencia del Chromecast, no necesita de un móvil para funcionar.
Sin embargo, si te descargas la aplicación de turno podrás lanzar contenido desde tu ‘smartphone’ a tu televisión, proyector o pantalla donde hayas conectado este aparato.
Cuenta con un procesador de cuatro núcleos, una memoria RAM de 1 GB y el ‘streaming’ de los contenidos se sostiene sobre conexión wifi 802.11 ac y la codificación de vídeo HEVC. Este dispositivo, a diferencia de otros modelos superiores de esta familia de productos que se comercializan en países como EE UU o Reino Unido que alcanza calidad 4K, puede reproducir vídeos en calidad HD (hasta 1080 p).
¿Merece la pena comprármelo?
El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?
La verdad que es una opción francamente interesante para aquellos que tengan ‘Prime’, porque podrán disfrutar también de Amazon Vídeo, entre otras cosas, disponible a día de hoy gratuítamente para los que abonan religiosamente esta cuota. Además no hay que olvidar que este servicio no cuenta con compatibilidad oficial con el Chromecast. Sin embargo, en España no podemos disfrutar de una de las funcionalidades más interesantes de los productos Fire Stick: Alexa. Esto se debe a que el asistente de Amazon todavía no habla castellano, a diferencia de los de Google y Apple.
Si no eres suscriptor y no tienes en mente hacerte, seguramente te valga con el Chromecast 2 o el Chromecast Ultra, de 39 y 70 euros, respectivamente. La llegada parece responder, como su servicio de ‘streaming’ de video, a la necesidad de crear un ‘ecosistema’ antes de la subida de la cuota que se producirá en las próximas semanas.

Por qué el nuevo Roku Streaming Stick+ es tu mejor opción para cine en casa

Por qué el nuevo Roku Streaming Stick+ es tu mejor opción para cine en casa

Puede que sea difícil de creer, pero una pequeña barra de plástico del tamaño de un paquete de goma de mascar podría reemplazar a la mayoría de las cajas voluminosas de los sistemas de entretenimiento.

Ya sea que lo ubiques en la sala de estar, lo pongas en el dormitorio, o lo guardes en tu bolsillo y lo lleves a tu hotel cuando estés de viaje, muchos creen que el Roku Streaming Stick + es la única fuente de entretenimiento que los amantes del streaming realmente necesitan. Y lo mejor de todo, es que sólo cuesta $70 dólares; $69.99 para ser exactos.

Pero, ¿deberías comprarlo? Vamos a averiguarlo en nuestra revisión.
Componentes
En la caja, junto con el elegante y delgado Roku Streaming Stick + hay un enchufe de pared USB, un cable de extensión USB, un control remoto Roku, baterías para el control remoto y un cable de alimentación USB a mini-USB.
Ese último cable no es opcional, ya que contiene la antena Wi-Fi de doble banda del Roku. Si intentas reemplazarlo por un cable USB más largo para llegar a un enchufe de pared lejano, verás que el dispositivo no funciona. Roku dice que siguió esta ruta con Streaming Stick + para mejorar la recepción de Wi-Fi, lo que podría darle una ventaja en zonas de recepción Wi-Fi menos potentes.
Conexión
Si encuentras que el cable USB proporcionado no es lo suficientemente largo para tus necesidades, puedes comprar una extensión más larga, o simplemente conectar el dispositivo a uno de los puertos USB de tu televisor. La única desventaja es que el Streaming Stick + tardará más tiempo al iniciarse, ya que se apagará cuando apagues el televisor, en lugar de permanecer encendido todo el tiempo al estar conectado a la pared.
Hardware
Roku no habla mucho sobre las especificaciones de hardware dentro del Streaming Stick +, pero sí sabemos que el dispositivo es notablemente más rápido que el Roku Streaming Stick 2016 (que, francamente, ya era lo suficientemente rápido para nosotros). Para ayudar con la velocidad, Roku incorporó una antena inalámbrica 802.11ac MIMO de banda dual externa.
Contenido HDR
Una característica principal justifica el signo “más” en el Roku Streaming Stick + : la capacidad de transmitir contenido HDR a televisores compatibles, aunque tiene una falta de compatibilidad con Dolby Vision. Esto es común entre los dispositivos de transmisión independientes (solo Apple TV 4K y Chromecast Ultra lo tienen en este momento), así que no podemos ser demasiado duros con Roku al respecto. Sin embargo, Streaming Stick + admite audio Dolby Atmos, lo cual es una buena ventaja ya que es el formato de sonido envolvente que mejor suena actualmente en las plataformas de transmisión.
Control Remoto
Por qué el nuevo Roku Streaming Stick+ es tu mejor opción para cine en casaEl control remoto de Roku utiliza tecnología infrarroja, así que no tiene que haber una línea de visión directa al receptor infrarrojo del reproductor. Tiene los botones básicos regulares, con opciones de programar los servicios más frecuentes, como Netflix y Hulu.
Una característica destacada es la capacidad de poder controlar el encendido y apagado, así como el volumen de un televisor con el control remoto Roku. Si bien esto puede no parecer un gran problema al principio, te aseguramos que es tremendamente útil en la práctica.
Para aquellos que transmiten exclusivamente en sus televisores de dormitorio o de cocina, y para cualquier momento que el Streaming Stick + se use en un hotel o dormitorio, la capacidad de poner de lado el control remoto del televisor y olvidarlo, es liberador de una manera difícil de entender hasta que lo experimentes. Para nosotros, es un gran “plus”.
Configuración
Configurar un dispositivo Roku es tan simple como conectarlo, aunque podría tomar un poco de tiempo. Primero, Roku te guiará a través del emparejamiento del control remoto y la conexión a tu router Wi-Fi. A partir de ahí, detectará automáticamente tu televisor y verificará que lo está controlando con éxito, sin necesidad de que tengas que ingresar ningún código remoto. Si por alguna razón el esquema de autodetección de Roku no funciona, simplemente debes mencionar qué marca de TV estás usando, y eso debería resolver el problema.
En este punto debes autorizar el dispositivo Roku a través de su sitio web. Puedes hacerlo en tu teléfono, una tableta o una computadora. Si aún no tienes una cuenta necesitarás registrarte para obtener una, y una vez que lo hayas hecho, Roku comenzará lo que podría ser un proceso de configuración largo, dependiendo de cuántas aplicaciones ejecutes en otros dispositivos Roku. En este tiempo también te ayudará a iniciar sesiones en aplicaciones como Amazon Prime Video, Hulu y Vudu, en caso de que tengas cuentas con esos servicios.
Aplicaciones
Para otras aplicaciones, como Netflix, Movies Anywhere y otras, deberás iniciar la sesión por separado, y para ello, te sugerimos que use la app de Roku para escribir los nombres de usuario y la información de inicio de sesión, lo que es mucho más rápido que usar el control remoto. También seguro querrás esa aplicación de Roku para muchas otras cosas divertidas, que te comentaremos un poco más adelante en esta revisión.
Experiencia de usuario
Por qué el nuevo Roku Streaming Stick+ es tu mejor opción para cine en casaRoku es conocido por tener una de las interfaces de usuario más accesibles y una experiencia confiable, pero si bien la guía de “canales” de la aplicación para teléfonos inteligentes de Roku ofrece un diseño intuitivo, está empezando a parecer un poco anticuado. Si eres un usuario antiguo verás que no ha cambiado mucho desde que se lanzó por primera vez, pero si ésta es tu primera experiencia con Roku, seguramente te va a gustar.
Poniendo eso de lado, Roku una vez más se destaca por su facilidad de uso debido a sus mejores capacidades de búsqueda y un sistema de seguimiento de contenido. También tiene una opción “My Feed”, que te permite rastrear tus programas favoritos, películas y actores, y obtener actualizaciones cada vez que sucede algo nuevo.
Asistente inteligente
Aquí es donde Roku queda corto. No ofrece un asistente digital inteligente como Alexa de Amazon, Siri de Apple, o la aplicación Google Home. Así que si deseas poder preguntarle a su televisor qué hora es, obtener un informe meteorológico, o iniciar y detener una película con tu voz, debes dirigir tu atención a algún dispositivo de otras compañías. Además, mientras que Amazon Fire TV se puede controlar con Echo, y el Chromecast Ultra se puede controlar con una bocina Home de Google, Roku no se puede controlar desde un dispositivo remoto.
Audio
Para la mejor experiencia de audio, la aplicación de Roku es una pieza importante del rompecabezas. Mientras que el control remoto del Streaming Stick + no tiene un conector para audífonos, encontrarás que puedes escuchar de forma inalámbrica utilizando un teléfono inteligente. Eso significa que es posible escuchar en privado con audífonos, o amplificar audio a través de cualquier bocina con Bluetooth.
Funcionamiento
Durante nuestras pruebas, el Roku Streaming Stick + funcionó impecablemente en cada giro. La navegación fue rápida, los tiempos de carga de la aplicación son breves, y el almacenamiento en búfer fue mínimo o inexistente.
La calidad de imagen y sonido fue ejemplar. El Streaming Stick + transmitió video HDR del contenido HDR en Netflix y Amazon, y suponemos que lo mismo se aplicará a Vudu cuando esa compañía agregue soporte HDR10 a finales de este año.
Garantía
Roku ofrece una garantía estándar de un año. Puedes obtener más información sobre los detalles en su sitio.
Nuestra Opinión
Por su precio y sus funciones, el Roku Streaming Stick + es uno de los mejores dispositivos de transmisión de TV disponibles este año. A solo $70 dólares, ofrece video 4K HDR con Dolby Atmos Audio, todo a través de una interfaz simple diseñada para atraer a una amplia gama de usuarios, desde principiantes hasta veteranos.
Gracias a un enfoque de aplicación independiente, Roku hace que encontrar el mejor lugar para mirar el contenido que deseas sea más fácil que sus competidores, y su práctica aplicación complementa perfectamente la experiencia y utilidad.
¿Hay una mejor alternativa?
Hay varias, aunque decir que son mejores dependerá de tus gustos necesidades. Amazon Fire TV es el dispositivo competidor más cercano, disponible también por $70 dólares, y presenta al asistente digital de Amazon, Alexa, como un diferenciador clave. En términos de rendimiento del hardware, los dos son similares, aunque Amazon ofrece una mejor experiencia de juego. Si hablamos de interfaz de usuario, el Fire TV parece más moderno, pero no es tan fácil de usar como el Roku Streaming Stick +. Y si el video 4K HDR no es importante para ti, el estándar Roku Streaming stick es igual de bueno y cuesta entre $20 y $30 dólares menos.
¿Cuánto tiempo va a durar?
Desde el punto de vista del hardware, además de la falta de capacidad para admitir Dolby Vision, Roku Streaming Stick + es tan resistente al futuro como lo es cualquier dispositivo de transmisión en estos días. Desde el punto de vista de la calidad de construcción, creemos que durará más que su vida útil, y que probablemente será reemplazado por ser obsoleto más que por alguna falla.
¿Deberías comprarlo?
Nuestra opinión es que sí. Es más, si solo pudiéramos recomendar un dispositivo de transmisión este año, probablemente sería el Roku Streaming Stick +
Ventajas

  • Soporte 4K HDR para videoLa mejor interfaz de usuario
  • El Control remoto sirve para tu TV y volumen
  • Excelente navegación y tiempos de carga
  • El mejor sistema de búsqueda

Desventajas

  • Comandos de voz limitados
  • Podría necesitar un adaptador HDMI en algunos televisores