fbpx
Así puedes acceder al menú secreto en los Amazon Fire TV para conocer datos sobre el streaming que estás viendo en pantalla

Así puedes acceder al menú secreto en los Amazon Fire TV para conocer datos sobre el streaming que estás viendo en pantalla

El Amazon TV Fire en todas sus versiones, pasa por ser uno de los éxitos de Amazon que permiten que, cualquier televisor que cuente con un puerto HDMI, tenga acceso a las aplicaciones más populares y pase a convertirse en un televisor inteligente a la última por una pequeña cantidad de dinero.

En su momento comentamos la experiencia al probar un Amazon TV Fire Stick 4K, un dongle que cuenta además con el añadido de incluir un mando a distancia o control remoto con micrófono que permite el control por voz gracias a Alexa. Un mando a distancia que además permite activar un menú secreto para acceder a datos de la reproducción que tenemos en pantalla y otras «funciones extra».

Cómo activar el menú secreto

Los pasos que se requiere para poder activar el menú secreto son muy sencillos, si bien puede que haga falta un mínimo de pericia para poder coordinar los movimientos necesarios.

Con el Amazon TV Fire conectado al televisor, accedemos a cualquiera de los menús en pantalla, si bien para la prueba yo me he situado en el menú de opciones.

Una vez nos hemos situado debemos pulsar de forma simultánea el «botón central y abajo» durante unos cinco segundos y justo cuando dejamos de pulsarlos y los soltamos, pulsar en el botón «Menú», que es el de las tres rayas horizontales. Veremos en ese momento como se abre una ventana nueva en el televisor con las siguientes opciones:

  • System X-Ray
  • Opciones avanzadas
  • Registrar y compartir
  • Zona segura
  • Opciones para desarrolladores
  • Fila del desarrolador
  • Borrar recomendaciones
  • Proxy de Red

De todas las opciones, nos interesan las dos primeras, que son las que vamos a activar.

Con «System X-Ray» tendremos acceso a métricas del sistema que veremos en la parte superior de la pantalla en forma de ventana superpuesta. En ellas vemos información relativa a la CPU, pantalla, memoria o uso de Red.

El otro apartado que nos interesa es el de «Opciones avanzadas», el cual no está disponible en Fire TV Stick Gen 1. Se trata de un cuadro que veremos a la derecha de la pantalla con información relativa al apartado multimedia cuando se utilizan las API de Android MediaCodec.

Aparecen los datos cuando estamos reproduciendo contenido en streaming o archivos multimedia en una pantalla adicional que se divide en «MUL» para Multimedia (audio y video) y «AUD» para Audio Focus.

La información que muestra es la relativa al códec usado, si la reproducción de audio es acelerada por hardware, al bitrate de entrada … Este es el listado de opciones al completo:

AUDIO
CódecFormato de códec de audio
Aceleración por hardwareSi la reproducción de audio es acelerada por hardware
Bitrate de entradaVelocidad de bits de entrada de audio
SeguridadSi es seguro o no
VÍDEO
CódecFormato de códec de video
Aceleración por hardwareSi la reproducción de video es acelerada por hardware
Bitrate de entradaVelocidad de bits de entrada de video
SeguridadSi el video es seguro o no
FramesConteo de caída de frames
ResoluciónResolución de reproducción
FPSVelocidad de fotogramas de reproducción
Estándar de color
AUDIO FOCUS
PaqueteNombre del paquete de la reproducción de audio
GananciaImplicación de ganancia de enfoque de audio
PérdidaImplicación de pérdida de enfoque de audio
F / U / CIndicador (F) : valor de indicador para la solicitud de enfoque de audio. Para obtener más información, consulte AudioManager.java # 2445 . Uso (U) : valor de uso Contenido (C) : valor del contenido. Los valores de Enum para uso y contenido se pueden encontrar aquí: Aud

Fuente: www.xatakahome.com

Google y Amazon firman la paz: Prime Video ya se puede ver con el Chromecast y YouTube vuelve al dispositivo Fire TV 

Después de varios años de guerra abierta entre Google y Amazon, las dos grandes compañías han hecho las paces, y sus servicios de vídeo y streaming, y los usuarios que los consumen, son los que más beneficiados salen.
En 2015, la empresa de Jeff Bezos decidió retirar de su catálogo los dispositivos Chromecast y Google Home de su competidora. En consecuencia, en 2017 YouTube fue bloqueado en todos los productos de Amazon, lo cual provocó que en diciembre de ese año los productos de Google volvieran a la tienda online más grande de internet.
A pesar de esta tregua momentánea, la guerra de transmisión de contenidos ha seguido abierta entre ambas multinacionales. Hasta el pasado mes de abril cuando anunciaron que YouTube volvería a ser compatible con el dispositivo Amazon Fire TV y Prime Video se podría ver en el Chromecast. Este martes se ha hecho realidad y lo han compartido y celebrado tanto Amazon como Google en sus páginas web.
Amazon Prime Video ya puede verse en Chromecast, pero hay que actualizar la aplicación a su última versión y tener un dispositivo con al menos Android 5.0 o iOS 10.1. También llegará próximamente a otros dispositivos con Android TV.
Por su parte, YouTube ha vuelto a los dispositivos de Amazon Fire TV Stick (2ª generación), Fire TV Stick 4K, Fire TV Cube y Fire TV Stick Basic Edition. También será compatible con los comandos de voz de Alexa, pero según ha podido saber Xataka, no está disponible en España, al menos de momento.

Google desmiente que Stadia Pro vaya a ser un Netflix de los videojuegos

Google desmiente que Stadia Pro vaya a ser un Netflix de los videojuegos

Google anunció Stadia en marzo. Es su nuevo servicio de streaming para videojuegos, un formato que permite a los usuarios jugar a través de cualquier dispositivo mientras dispongan de conexión a internet. Todos dijimos en ese momento que Stadia iba a ser el Netflix de videojuegos. Pero no, no se trata de eso, según dice la propia empresa.
Ask Me Anything (AMA) es un clásico en Reddit: responsables de empresas, equipos o proyectos responden a las preguntas de los usuarios. En el primer AMA de Google Stadia, Andrey Doronichev, su director de producto, contestó a casi todos. Y en ese contexto desmintió que Stadia Pro vaya a ser un Netflix de los videojuegos.
Se le preguntó por Stadia Pro, la variante del servicio que podemos considerar su oferta premium porque incluirá todo lo que Google ofrece a los jugadores. Doronichev aseguró que Stadia Pro no va a ser un servicio de demanda (como lo son Netflix o HBO para series y películas).
«Que quede claro, Stadia Pro no es un Netflix de videojuegos, como han mencionado algunas personas, una comparación más cercana sería con Xbox LIVE Gold o Playstation Plus. Los suscriptores de Pro obtendrán streaming 4K / HDR, sonido 5.1, descuentos exclusivos y acceso a algunos juegos gratuitos», dijo el director de producto de Stadia.
Es decir, lo mejor de lo mejor pero no videojuegos a plena demanda. Detalló el responsable de Google otra ventajas más del servicio pro: los suscriptores recibirán un juego gratuito al mes (el primer regalo será Destiny 2).
En dispositivos iOS y Android a lo largo de 2020
Sabíamos que en Stadia como pantalla se podrá utilizar un Chromecast, una smartTV, un ordenador, una tablet con Chrome OS o un smartphone. Pero no valdrá cualquier móvil. De hecho, a día de hoy Stadia sólo es compatible con 4 móviles y todos de Google: Pixel 3, Pixel 3a, Pixel 3a XL y Pixel 3XL.
Al respecto, Doronichev asegura que su previsión es que Stadia esté disponible en dispositivos iOS y Android a lo largo de 2020. Doronichev aclaró que, de momento, no tienen planes para un estándar en materia de resolución. Stadia se centrará en las más populares, como 720p, 1080p y 4K.
A modo de epílogo, el director de producto de Stadia reconoció que hay dudas sobre la viabilidad de la apuesta de Google por el streaming de videojuegos: «Moverse a la nube da miedo. Sentí lo mismo cuando la música estaba pasando de archivos hacia streaming… Lo mismo sucedió con películas y fotos; los juegos no son diferentes. Eventualmente, todos nuestros juegos estarán seguros en la nube. Hemos invertido mucho en tecnología e infraestructuras en los últimos años. En la vida nada es seguro, pero estamos comprometidos a hacer de Stadia todo un éxito».

Streaming vs. televisión: ¿quién gana?

Streaming vs. televisión: ¿quién gana?

Netflix, Amazon, Sky y otros son cada vez más populares. Quien se acostumbra a ver programación por internet rara vez vuelve a la televisión convencional, según el resultado de un nuevo estudio.

Las tradicionales cadenas de televisión tienen un grave problema. Según una encuesta mundial realizada por la consultora Simon-Kucher en once países, el interés por la oferta televisiva habitual está disminuyendo drásticamente.
«Más de dos tercios de los encuestados dijeron que para ellos el ‘streaming’ sustituye la televisión tradicional o lineal», dice Lisa Jäger, experta de medios de comunicación de Simon-Kucher, en entrevista con DW. Son sobre todo los jóvenes los que comparten esa opinión, pero cada vez hay más televidentes de mayor edad que están cambiando sus hábitos. «Los que ya aprendieron cómo funciona el streaming dicen que ya no necesitan la televisión lineal», cuenta Jäger.
Streaming en auge
La experta admite, sin embargo, que su encuesta no es representativa, ya que en ella participaron principalmente los usuarios afines al streaming. Sin embargo, es notable una clara tendencia contra la televisión tradicional. «Solo hay que observar la curva de crecimiento de los proveedores de streaming», dice Jäger. Cada vez más gente lo está probando y luego lo prefiere. «Quien lo ha usado una vez, reconoce claramente su valor agregado», añade.
Según Simon-Kucher, 1.020 millones de personas usaron los servicios de streaming en 2018. Se espera que esa cifra aumente a 1.240 millones para el año 2023. Esto también se refleja en la encuesta: en promedio, casi el 75 por ciento de los encuestados con afinidad por ese tipo de transmisión estuvieron de acuerdo con la afirmación de que para ellos el streaming reemplaza a la televisión tradicional. Singapur (95 por ciento), México (88 por ciento) y Estados Unidos (84 por ciento) son particularmente consecuentes al respecto.
La mayoría de estos usuarios ha llegado incluso a la conclusión de que para ellos «la televisión tradicional ya no es relevante» (ver gráfico).
La importancia de un «precio razonable»

lisa-jager
Lisa Jäger: «En países latinoamericanos la voluntad de pago es ligeramente inferior»

«Los servicios de streaming son particularmente populares en países con poca o ninguna oferta atractiva de televisión pública», dice Jäger. «Dado que en todo el mundo los usuarios rechazan la publicidad, prefieren el streaming en lugar de las estaciones de televisión privadas, financiadas a través de la publicidad.»
Según el estudio, también hay consenso general sobre el dinero que los clientes están dispuestos a pagar: muchos usuarios encuentran que un precio mensual de unos diez euros es razonable. Solo en los países latinoamericanos la voluntad de pago es ligeramente inferior.
Oportunidades para más proveedores
El estudio incluye uno buena noticia para nuevos proveedores de streaming como Apple TV Plus, que el gigante estadounidense presentó a finales de marzo: los clientes de Netflix, Amazon y otros estarían dispuestos a aumentar sus gastos para nuevas ofertas. Todavía no se vislumbra una canibalización de los competidores entre sí, dice la experta Jäger. «Esta es una buena señal para la industria, aunque la presión competitiva entre los diferentes proveedores de streaming, por ejemplo en Europa y Estados Unidos, es mucho mayor.»
También será muy interesante observar la situación cuando este otoño entre otro importante actor estadounidense en el mercado: Disney Plus. «Aunque es probable que el contenido de la oferta de Disney Plus se dirija a un público diferente al del cliente típico de Netflix, no se puede descartar que se produzca una competencia feroz.»

Las 7 mejores alternativas a Netflix para ver series y películas online

Las 7 mejores alternativas a Netflix para ver series y películas online

Las plataformas de reproducción de series y películas en streaming se han convertido en un elemento más del día a día de miles de personas, sustituyendo progresivamente a los hace años comunes videoclubs, al visionado de películas en televisión o a, en algunos casos, hasta a algunas visitas al cine.
En el caso de los más jóvenes, el paso de consumir contenido en webs piratas o de descargarlo ilegalmente al pago por consumir Netflix, HBO o Filmin es ya una realidad, y aunque se siguen descargando películas de forma ilegal habitualmente, la piratería ha descendido claramente en los últimos años.
Así, en poco tiempo se han disparado los consumidores dispuestos a suscribirse a plataformas de streaming de series y películas, y a pagar por visionar contenido: el 24,8% de los españoles paga ya por un paquete de contenidos, a pesar de que los más usados no desembarcaron en España hasta 2015 y 2016, frente al 16,9% que continúa descargando de internet, según el último estudio del Ministerio de Agenda Digital sobre consumo de contenidos digitales.
Además, el 15,9% los consume de forma diaria, y, según otra investigación, los clientes de estos servicios de streaming emplean ya entre una y dos horas al día a ver películas y series, por lo que no es difícil de entender que se hayan multiplicado las opciones entre las que elegir: de las archiconocidas Netflix y HBO a la recién llegada Filmstruck o a webs nacionales como Filmin.
Incluso ahora además parece que Apple podría entrar también en esta guerra ofreciendo una suscripción por su contenido en televisión, y ya ha anunciado un acuerdo con el expresidente y la ex primera dama de EEUU Barack y Michelle Obama para que produzcan contenido para su plataforma, así como otro con la mundialmente conocida presentadora de televisión Oprah Winfrey.
¿Sabes bien cuáles son las principales diferencias entre unas plataformas y otras? ¿Cuál es la más barata, la que cuenta con más títulos o la más especializada? ¿Usas la que más te compensa, la que se ajusta más a lo que quieres, o solo la más conocida?
Para que no te quede ninguna duda, hemos pedido todos los datos acerca de su contenido a cada una de las plataformas de series y películas en streaming disponibles en España, y estas son las conclusiones que hemos sacado. Dentro vídeo.

Netflix, el gran líder a batir

  • Precio: desde 7,99€, con calidad standard y un dispositivo; a 10,99€, con calidad HD y 2 dispositivos, o a 13,99€, con calidad HD y UHD 4K (en algunos títulos) y 4 dispositivos.
  • Periodo de prueba gratis: Sí, de un mes.
  • Número de títulos disponibles: La empresa no proporciona esos datos.
  • En qué idiomas: Gran variedad. Multitud de contenidos están disponibles con audio en español, inglés, francés, alemán e italiano, y con subtítulos en los mismos idiomas más rumano y árabe, pero desde la empresa especifican que solicitan todos los recursos de idiomas posibles y que cuando están disponibles los ofrecen.
  • Visionado offlineSí, de algunos contenidos, pero solo en la app de la plataforma.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: Sí, a través de su sistema de algoritmos que aprende de las búsquedas y preferencias del usuario haciendo sus propias recomendaciones a medida que el usuario va interactuando con la plataforma, añadiendo o valorando títulos a su visionado, etc.

Por qué Netflix es el líder del mercado: La gran plataforma de streaming es la más conocida y utilizada. La usan el 60,7% de los usuarios de plataformas de vídeo a la carta.
Su mayor atractivo es su amplio catálogo, con el que se pueden repasar series muy antiguas al completo (Friends, Aquellos maravillosos 70) o visualizar contenido nuevo, original de la plataforma y muy demandado (House of cards, NarcosPor 13 razones), ahora también producido en España (Las chicas del cable Paquita Salas), así como cine con gran éxito en la gran pantalla (Interstellar, El renacido, Vaiana).
Netflix fue de las primeras plataformas de este tipo que llegó a España, en 2015, cuando solo existía en el país Wuaki.tv y Filmin, y su fácil interfaz y su versatilidad (se puede consumir en su app móvil, sin conexión a internet y en multitud de dispositivos) son razones que sin duda han contribuido a su éxito.
Además, es la opción más barata si se comparte la cuenta con cuatro personas (ya que puede utilizarse en cuatro dispositivos simultáneamente), por lo que sale a 3,5 euros al mes, un precio que solo iguala Filmin y si se paga un año entero, y Amazon Prime, que es gratis para los clientes de Prime.
A pesar de que el liderazgo de Netflix es evidente (con 125 millones de usuarios suscritos en todo el mundo), puedes darle una oportunidad a otras plataformas que ofrecen contenido que le falta al gigante, como un gran catálogo de cine o producciones no estadounidenses.
Otro de sus inconvenientes es que el catálogo presenta grandes diferencias según en qué país se consuma, y que no se puede consultar a menos que estemos suscritos a la plataforma (con la excepción de sus contenidos propios, que sí pueden analizarse aquí─. Asimismo, el catálogo se amplía mes a mes pero también hay contenidos que desaparecen.

Movistar+, contenido propio a descubrir… si ya pagamos sus tarifas

  • Precio: depende del paquete de Movistar contratado ─con internet y teléfono móvil─.
  • Periodo de prueba gratis: No.
  • Número de títulos disponibles: Movistar Series cuenta con más de 3.700 episodios.
  • En qué idiomas: En versión original, dobladas o subtituladas.
  • Visionado offline: Sí, en la app de Movistar+ con un máximo de 60 descargas al mes.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: No.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: Lo más llamativo de Movistar+ en materia de películas y series son sus contenidos propios en español (La pesteMira lo que has hecho, La zona) que la plataforma estrena cada mes, tanto series como programas de televisión, aunque también cuenta con un catálogo amplio de películas muy sonadas.
A nivel monetario, la oferta de Movistar+ es difícil de explicar por la multitud de opciones que ofrece. Para empezar, para acceder a ellas es necesario contar primero con uno de sus paquetes de internet más línea móvil. Después, es posible contratar el canal de cine, con más de 1.500 películas y un estreno cada noche, por unos 10 euros al mes, o Movistar Series, que se estrenó este año con 12 series de producción original, por unos 7 euros al mes.
Los precios dependen del paquete de Movistar que se tenga contratado y también de cómo se combinen los diferentes canales que se quieran contratar ─como los de cine, series o fútbol─, por lo que los precios que aquí se indican son meramente orientativos.
Asimismo, en la suscripción a Movistar, además de contenidos propios, se pueden visualizar series de Netflix, HBO y Amazon, entre otras. Si se cuenta con internet contratado con Telefónica, puede ser interesante, sobre todo por los contenidos propios, aunque sin duda es una opción más difícil que escoger que otras debido a la imposibilidad de probarlo gratis y de contratarlo individualmente.

Amazon Prime Video, el complemento de Amazon Prime

  • Precio: Gratis para los clientes de Amazon Prime, o por 19,95€ al año para los no clientes.
  • Periodo de prueba gratis: Sí, de un mes.
  • Número de títulos disponibles: Dato no disponible.
  • En qué idiomas: Muchos de los contenidos están disponibles doblados y subtitulados, y los que no lo están siempre pueden disfrutarse en Versión Original.
  • Visionado offline: Sí, descargando previamente los títulos desde la app de Prime Video.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: No.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: Amazon apuesta en este servicio que proporciona gratuitamente a sus clientes Premium ─los que pagan anualmente para no tener que pagar individualmente por los gastos de envío de cada compra que hagan en Amazon─ por contenidos originales, al igual que Netflix y HBO, que incluso lleva a festivales, intentando competir así frente a películas que sí se estrenan en la gran pantalla.
Así, destacan sus Prime Originals (The Grand Tour, Sneaky Pete The Man in the High Castle) y la parte de contenidos extra X-Ray, que permite identificar actores y canciones, explorar biografías y ver curiosidades de las películas y series.
Al igual que en Netflix, el catálogo no puede consultarse si no se es suscriptor, y es diferente si se es cliente en Estados Unidos o en España. Además, para muchos resulta un inconveniente que no cuente con todos sus contenidos doblados al español.
Parece una buena opción que probar si se tiene ya Prime, de lo contrario, no suena demasiado como una plataforma que contratar de forma individual ni como alternativa a las demás.

HBO, la aclamada por crítica y público en todo el mundo

  • Precio: 7,99€ al mes, con derecho a 2 streamings simultáneos y a 5 dispositivos registrados.
  • Periodo de prueba gratis: Sí, de un mes.
  • Número de títulos disponibles: Más de 6.000 contenidos, contando cada capítulo de cada serie.
  • En qué idiomas: Todos los contenidos están disponibles en VO y doblados al castellano. Los subtítulos disponibles son también castellano e inglés para todos los contenidos.
  • Visionado offline:No disponible, aunque desde la compañía aseguran que «llegará en un futuro próximo».
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: No.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: La plataforma popularizada por Juego de tronos, ahora también por Westworld es la más conocida internacionalmente de esta lista junto con Netflix y Amazon Prime Video. Recientemente ha anunciado que ya cuenta con 142 millones de usuarios.
En España lleva desde diciembre de 2016 ─Netflix lo hizo en octubre de 2015─, y sus series propias son su principal fuerte. Al igual que en el otro gigante de los contenidos en streaming, el cine en la plataforma deja bastante que desear. Tampoco permite que se consulte su catálogo sin estar suscrito. Es más común que la utilice público más adulto que el de Netflix.
A nivel de dispositivos, resulta menos cómoda de utilizar, ya que HBO no puede utilizarse en Xbox y su aplicación móvil ha suscitado quejas de todo tipo.

Sky TV, la opción más familiar

  • Precio: 10€ al mes, tarifa única, con reproducción simultánea en tres dispositivos.
  • Periodo de prueba gratis: Un mes.
  • Número de títulos disponibles: Sin datos concretos.
  • En qué idiomas: Sin datos concretos.
  • Visionado offline: No.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: Sin datos concretos.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: Sky es una plataforma en la que ver canales de televisión, así como series y películas a la carta, que llegó a España en septiembre de 2017. En ella se pueden ver Fox, TNT, Canal Historia y Comedy Central, entre otros: hasta 16 canales difíciles de encontrar por otra vía en España.
Además, todo el contenido emitido por dichos canales puede consumirse hasta 30 días después de su emisión. Frente a Netflix, parece una opción interesante para quien esté interesado, más que en solo ver estrenos de series y películas, en tener gran variedad de canales que disfrutar en familia y en la televisión del salón, o también en su app para iOS y Android, con contenido muy diferente.
Cuenta con títulos muy conocidos como The walking dead, Mentes criminales, Los Tudor, The Big Bang Theory Cómo conocí a vuestra madre. En Reino Unido es una plataforma muy extendida entre familias y seguidores del deporte, aunque en España no tiene ese punto fuerte.

Filmin, la pionera en España y líder en cine independiente y los festivales

  • Precio: desde 7,99€ al mes, si se contrata solo un mes, a 6,99€ al mes si se contrata por un año, con reproducción en 2 pantallas simultáneas.
  • Periodo de prueba gratis: No.
  • Número de títulos disponibles: unos 10.000, aunque cambia cada día. Se puede consultar sin estar suscrito aquí.
  • En qué idiomas: La mayor parte de los títulos están disponibles en VO y con subtítulos en castellano, aunque también los hay doblados al castellano y suelen contar con subtítulos en catalán.
  • Visionado offline: Sí, para dispositivos móviles.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: No exactamente. Cuenta con un sistema que selecciona una película para el espectador según varios criterios (género, época, etc.), y también recomienda películas a través de su blog.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: Filmin es ya la plataforma del cine ─y solo cine─ independiente por excelencia, y la competencia española de las gigantes Netflix y HBO, aunque llegó a España mucho antes que estas: en 2007.
Un gran punto a favor es que puedes ver películas de forma esporádica sin estar suscrito, así como que da acceso a festivales y cine independiente imposible de encontrar en ninguna otra plataforma de la competencia.
Los títulos disponibles en Filmin están elegidos con cuidado, y se nota, y también lo están las categorías en las que divide su catálogo, que varían según lo que marque la actualidad.
Es más compleja que las plataformas anteriores en cuanto a modo de suscribirse, ya que cuenta con varios tipos de suscripciones mensuales y anuales.
Los más caros permiten ver algunos de los últimos estrenos que se han añadido a la plataforma: por 14,99 euros por un solo mes, por ejemplo, pueden verse tres de los últimos estrenos, y con una suscripción anual de 9,99 euros al mes se pueden visionar 25 películas de este tipo. También cuenta con suscripciones especiales con revistas como Mongolia, Jot Down o So Film.
Además, aunque el concepto más extendido de plataforma de streaming es aquella web en la que puedes ver multitud de series, incluso en el momento en el que las estrenan, pero en el caso de las películas es muy diferente: las plataformas tienden a ser un espacio donde repasar películas de hace años.
Filmin da la vuelta a este concepto dando la posibilidad de disfrutar de cine que aún no se ha estrenado en la gran pantalla dando acceso con su web a festivales de cine online como el Atlántida Film Fest, que la misma plataforma organiza, o del Festival DocsBarcelona, entre otros. En ella abunda también el cine de diversas nacionalidades y el cine clásico.

Filmstruck, la más cinéfila y recién llegada

  • Precio: 5,99€ al mes o de 59,90€ al año (4,99€ al mes).
  • Periodo de prueba gratis: Sí, de 14 días.
  • Número de títulos disponibles: Unos 200 aproximadamente.
  • En qué idiomas: Todo está disponible en versión original y con subtítulos, y algunos contenidos se pueden encontrar también doblados.
  • Visionado offline: No por ahora.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: No, aunque sí tiene previsto recomendar, a nivel general, títulos que crea que pueden resultar de interés al público español.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: La plataforma de cine ─y solo cine─ en streaming de Warner Bros y Turner International llegó a España a principios de juniotras años de funcionamiento en EEUU, Reino Unido y Francia, buscando ocupar ese hueco entre los servicios de series y películas en streaming más generalistas y los más especializados.
Parece que ofrece cine un poco más diverso que las más generalistas (de más nacionalidades, épocas, directores diferentes), aunque el catálogo puede resultar, por lo pronto, algo pequeño.
Su punto fuerte es el cine clásico y de autor, y también llaman la atención sus contenidos extra, como sus entrevistas con los directores. También es de destacar que un tercio de la colección es cine europeo, lo que es de agradecer ante el exceso de contenido estadounidense, así como cine asiático.

Rakuten TV o cómo llevar la gran pantalla a casa

  • Precio: Se compran o alquilan las películas de forma individual y sin estar suscrito (Rakuten TV).
  • Periodo de prueba gratis: No, pero la primera vez que se compra o alquila una película es más barata.
  • Número de títulos disponibles: Más de 40.000 títulos en Europa, y dicen tener el catálogo más amplio del continente en 4K HDR.
  • En qué idiomas: Castellano, inglés, francés, alemán, portugués y holandés.
  • Visionado offline: Sí.
  • ¿Recomienda títulos de forma personalizada?: Sí, según lo que consuma el usuario.

Por qué puede ser una buena alternativa a Netflix: Rakuten TV es quizá la más desconocida de todas las plataformas de la lista. Es, junto a Filmin, de origen español ─antes Wuaki.tv, más conocida─ aunque hoy pertenece a la asiática Rakuten.
Buscan posicionarse como la plataforma que antes incluye las películas que acaban de pasar por las salas de cine y por convertir el cine en casa en una experiencia lo más parecida posible a la de la gran pantalla, y en ese sentido dicen contar con el catálogo más amplio de Europa en 4K HDR.
Por el mismo motivo, cuentan con más cine mainstream o que han tenido más éxito en taquilla que con títulos independientes o de autor. No destaca por su colección de series.
También es particular en cuanto al modo en que se pueden ver sus películas, modalidad solo disponible en la versión española de la plataforma. Se pueden comprar o alquilar películas recién estrenadas y también cuenta con un servicio de suscripción con películas y series, denominado Rakuten Wuaki (por 6,99 euros al mes, y en ese servicio sí hay un mes de prueba gratis).
Los precios de las películas van de los 2 euros hasta los 13 euros por contenidos en 4 K HDR, aproximadamente. En el caso de alquilar una película, el usuario puede disfrutar de ella durante 48 horas y si en cambio la compra, la tendrá disponible para siempre.

El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?

El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?

Es uno de los productos más desconocidos y silenciosos del catálogo de Amazon. El primer modelo salió a la luz hace ahora tres años, en 2014, pero como ocurrió con Alexa y los altavoces Echo, su primer destino fue el mundo anglosajón.

Tres cursos después de aquel estreno, el ‘Chromecast’ del gigante del comercio electrónico llega a España.

La compañía, como ha podido saber Teknautas, pone este martes en juego su ‘Fire Stick Basic Edition’, un accesorio que conectándolo a una pantalla permite acceder a películas, juegos, programas de televisión y aplicaciones.
Si tienes ‘Amazon Prime’ es un chollo
Este ‘gadget’ se puede adquirir desde hoy mismo en Amazon España. El precio depende si eres socio de ‘Prime’ o no. En caso afirmativo, tendrás una rebaja notable del 30%. Si estás suscrito tendrás que apoquinar 39,90 euros. Si no tienes una de estas cuentas, 59,90 euros.
¿Qué es extactamente este ‘Fire Stick Basic Edition’? Resumiendo: es un dispositivo que se encuentra a caballo entre la Apple TV y el Chromecast, aproximándose en diseño y precio al ‘gadget’ que Google popularizó. Para utilizarlo solamente necesitas una pantalla de televisión o monitor con un puerto HDMI y conexión a internet. Así podrás acceder al contenido de Amazon Video (disponible si eres Prime) pero también a muchas otras Netflix, HBO, Spotify o Deezer, entre muchas otras.
A diferencia de Chromecast cuenta con un control propio y no necesita un móvil para funcionar
Sobre los aspectos técnicos, cabe destacar que esta versión ‘Fire Stick Basic Edition’ cuenta con 8 GB de memoria interna para guardar de las aplicaciones que queramos. Las películas y demás contenidos -como series o programas de televisión- se reproducen en ‘streaming’ así que no consume este espacio. Aunque dispone de un mando propio, a diferencia del Chromecast, no necesita de un móvil para funcionar.
Sin embargo, si te descargas la aplicación de turno podrás lanzar contenido desde tu ‘smartphone’ a tu televisión, proyector o pantalla donde hayas conectado este aparato.
Cuenta con un procesador de cuatro núcleos, una memoria RAM de 1 GB y el ‘streaming’ de los contenidos se sostiene sobre conexión wifi 802.11 ac y la codificación de vídeo HEVC. Este dispositivo, a diferencia de otros modelos superiores de esta familia de productos que se comercializan en países como EE UU o Reino Unido que alcanza calidad 4K, puede reproducir vídeos en calidad HD (hasta 1080 p).
¿Merece la pena comprármelo?
El 'Chromecast' de Amazon llega a España: ¿merece la pena enchufarlo a tu televisor?
La verdad que es una opción francamente interesante para aquellos que tengan ‘Prime’, porque podrán disfrutar también de Amazon Vídeo, entre otras cosas, disponible a día de hoy gratuítamente para los que abonan religiosamente esta cuota. Además no hay que olvidar que este servicio no cuenta con compatibilidad oficial con el Chromecast. Sin embargo, en España no podemos disfrutar de una de las funcionalidades más interesantes de los productos Fire Stick: Alexa. Esto se debe a que el asistente de Amazon todavía no habla castellano, a diferencia de los de Google y Apple.
Si no eres suscriptor y no tienes en mente hacerte, seguramente te valga con el Chromecast 2 o el Chromecast Ultra, de 39 y 70 euros, respectivamente. La llegada parece responder, como su servicio de ‘streaming’ de video, a la necesidad de crear un ‘ecosistema’ antes de la subida de la cuota que se producirá en las próximas semanas.

El streaming acaba con la tele tradicional

El streaming acaba con la tele tradicional

La televisión lineal sucumbe ante los modelos a la carta, que también están revolucionando el mercado de pago. Los nuevos actores se imponen en una industria que dibuja su futuro sobre la marcha y cambia los hábitos de los espectadores.
El mando de la tele está cambiando, hasta el punto de haberse convertido en algo prescindible mientras el espectador tenga un dedo capaz de controlar un móvil o una tableta. Porque el televisor tampoco es ya el rey de una casa en la que portátiles y otros dispositivos hacen las veces de caja tonta, que resulta cada vez más inteligente. La nueva televisión ya no es lo que era: no existen horarios, no hay que consultar la parrilla en una revista y ni siquiera es necesario estar en el sofá. De hecho, no son necesarios los canales de televisión para ver televisión. Ni una parabólica.

Tampoco hace falta esperar para ir al baño o sentarse todos juntos para ver ese programa o esa serie tan esperados (porque eso de aguantar la intriga una semana, hasta el próximo capítulo, es algo del pasado). La televisión ya no es televisión: es streaming. Y eso lo cambia todo.

Un canal para cada uno
A principios de los 90 comenzó a popularizarse la televisión de pago, al principio con tímidos ejemplos como Canal+. La posibilidad de acceder a contenidos premium previo pago de una cuota mensual creaba un segundo mercado televisivo en el que los cortes publicitarios se evitaban, y donde se podía consumir la avanzadilla de los contenidos punteros. La expansión del cable y el satélite trajo las plataformas digitales, donde se multiplicaban los canales de pago y se tematizaban: uno para cine, uno para niños, uno para deportes… Suponía romper el modelo generalista para crear pequeñas parcelas de contenidos, lo que permitía llegar mejor a cada espectador, que encontraba sus almas gemelas televisivas en la pantalla. El elevado precio de estas plataformas mantuvo a raya la amenaza, pero la llegada de Internet no sólo cambió la forma de distribuir los contenidos (arrinconando progresivamente al satélite o el cable), sino la forma de consumirlos. El primigenio Internet apenas permitió el desarrollo de este mercado, que se ha mantenido agazapado hasta que la fibra y las altas velocidades de conexión se han convertido en algo cotidiano. Es cuando ha despertado la bestia.
La televisión a la carta
Las mejores y mayores capacidades de Internet han hecho posible el nacimiento de plataformas OTT (Over The Top) como Hulu, Netflix o HBO. El negocio es diferente al de una plataforma de televisión digital por satélite, ya que estos servicios no han basado su éxito en la difusión de canales lineales premium, sino en catálogos de contenidos en streaming que se consumen a la carta. Incluso los canales tradicionales disponen de plataformas similares para distribuir sus contenidos, como es el caso de Mi Tele (Mediaset España) o Atresplayer (Atresmedia). El modelo de Netflix o HBO es el mismo, con la diferencia de ofrecer contenidos de terceros, principalmente películas y series. Su éxito ha convertido a estas plataformas en estudios cinematográficos que destinan centenares de millones en la producción de sus propios contenidos como arma para diferenciarse en un mercado que empieza a atomizarse: a Netflix (que invertirá 7.000 millones de dólares en 2018), se unen HBO, Amazon Prime Video (ha invertido 4.500 millones este año), Showtime o RakutenTV (antes Wuaki). Pero el número real de plataformas es desconocido, ya que cada país tiene sus propios productos locales. En paralelo, la amenaza de Apple, Facebook y Google de comenzar a producir contenidos para crear sus propias plataformas, movimientos que en muchos casos ya están en marcha, o el anuncio de Disney tras su ruptura con Netflix. Nunca fue tan fácil y tan barato crear una plataforma digital de este tipo, cuyo éxito reside en la ruptura absoluta de modelos anteriores, cuya decadencia se evidencia en la pérdida de 16,7 millones de abonados a televisión por cable y satélite que ha habido en 2016 solo en Estados Unidos o a los 40 millones que dejarán estas plataformas en 2021, según previsiones de EMarketer. En Estados Unidos, Netflix ya tiene más suscriptores que la televisión por cable. Pero la paradoja es que los canales temáticos no tienen de qué preocuparse…
Confluencias
La siguiente evolución de las OTT es un regreso al pasado, ya que las nuevas plataformas que buscan conquistar el mercado combinan el modelo de contenidos a la carta con la distribución de canales lineales, tanto premium como en abierto. En España el primer caso ha sido Sky, la operadora británica que por 10 euros al mes ofrece 12 canales temáticos de series, cine, documentales y programas infantiles, y contenidos a la carta. Todo ello con una simple conexión a Internet, nada de descodificadores, antenas o instalación. Está pensado para dispositivos como móviles, ordenadores y tabletas, con la posibilidad de verlo en televisión gracias a un pequeño aparato que venden por apenas 25 euros, y que en realidad funciona como un Android TV, un Apple TV o un Fire TV de Amazon, los dispositivos que convierten en inteligentes a los televisores que aún no lo son.
Sky es la primera plataforma de este tipo en España, pero Estados Unidos, como casi siempre, lleva la delantera. Allí ya operan DirecTV Now, que ofrece desde 60 canales por 35 dólares al mes, hasta 120 canales por 70 dólares. La competencia es feroz porque existen otras plataformas similares, como Sling, y otros actores que antes no eran una amenaza, como es el caso de PlayStation (que ofrece en PlayStation Vue paquetes de entre 40 y 75 dólares al mes por contenidos premium, incluyendo cine y deportes) o de YouTubeTV, que demostró lo en serio que van las BigFive en estos temas cuando anunció un paquete de más de 40 canales por 35 dólares al mes.
Este panorama arrincona a las telcos, que han fiado su diferenciación también a la televisión. En los últimos años, la inversión que han realizado las principales compañías proveedoras de servicios de telecomunicaciones ha sido notable, lo que ha incrementado el número de abonados a televisión de pago hasta cifras récord: España ya ha superado los 6 millones de suscriptores, a pesar de ser uno de los países con mayor cantidad de canales de Televisión Digital Terrestre (TDT). La discutible calidad de su programación y las características del mercado español, donde dos actores se reparten a la audiencia, han llevado a muchos usuarios a adentrarse en la televisión de pago. Entre otras cosas porque los paquetes convergentes de Internet y teléfono se han encargado de ello gracias a precios muy competitivos y a la necesidad de contratarlas para acceder a deportes como el fútbol, que ha perdido la gratuidad. De nuevo, la confluencia entre modelos es parte de la estrategia: Vodafone regala HBO a sus clientes de televisión como forma de contrarrestar el enorme poder de Movistar+ en el sector, basado no tanto en los canales que ofrece (pues la mayoría están en todas las plataformas) cuanto en los contenidos de sus canales exclusivos (cine de estreno, deportes o #0, un canal generalista propio que canaliza sus inversiones en ficción). Pero en este mercado cualquier reinado es tan volátil como en ‘Juego de Tronos’. Ya lo hemos visto en televisión. O en el móvil.
Plataformas para todos
Las plataformas de contenidos en streaming se suelen circunscribir a productos de ficción, pero los deportes ya exploran el modelo. Es el caso de beIN Connect, que ofrece el fútbol en directo por 9,99 euros mensuales, o de OpenSport, que aglutina una serie de competiciones, desde MotoGP hasta lucha, por el mismo precio. En este caso, es posible abonarse una única semana por 4,99 euros, mientras que beIN Connect también ofrece 9 canales de entretenimiento como opción adicional. Otro caso es Filmin, que ofrece cine por 8 euros al mes.
La flexibilidad de todas estas plataformas es absoluta, liberando a los espectadores de ataduras y permitiendo que se den de alta y de baja al instante en cualquier momento. Una libertad a la que los usuarios se están acostumbrando y que nos podría invitar a pensar en la necesaria flexibilidad de las plataformas de las telecos, pero sería caer en un error. Basta con revisar su estructura: difusión de canales de terceros combinados con canales propios o contenidos a la carta exclusivos. Estos últimos son los que marcan la diferencia, dado que los canales están disponibles en cualquier plataforma competidora. La única diferencia real radica en que darse de alta o de baja en las plataformas de las telcos implica migrar también Internet y teléfonos, lo que limita la libertad de movimiento de los usuarios. Y ese es precisamente el objetivo cuando la fibra es simétrica para todos y las llamadas son ilimitadas, y con precios similares: solo la tele es una distinción real.

Así queda el mundo del streaming: más fraccionado que nunca

Así queda el mundo del streaming: más fraccionado que nunca

La situación de los servicios de streaming es muy complicada: se espera que se lancen varios servicios el año que viene, lo que haría que se fragmentase mucho el mercado. Si ahora ya tenemos que elegir entre Netflix y HBO, en un futuro tendremos muchos más, con las consecuentes pegas tanto para el sector como para los usuarios.
Y es que esto podría provocar dos cosas: que el streaming de películas y series explotase y la gente acabe por volver a piratear el contenido; o que se imponga uno de los servicios por arriba del resto, el mejor. Y es que ya no solo se trate de que se lancen nuevos servicios, sino que además compañías como Disney se espera que retiren todo su contenido de plataformas como Netflix, pues querrán exclusividad.

Es curioso porque esto en el mundo del streaming musical no pasa: tenemos la misma música tanto en Spotify como en Apple Music como en Dezzer, por lo que elegimos el servicio en base a sus características y a su funcionamiento y no en base a su contenido, porque más o menos tienen el mismo.

Netflix y HBO

Los que lideran el streaming de series y películas son, sin duda alguna, Netflix y HBO. El precio de ambos es muy competente (7,99 en ambos casos) y el contenido que ofrecen es también muy competente.
Disney

La plataforma de Disney es una de las más esperadas, pues incluirá todo el contenido propio de Netflix, Marvel y Star Wars. esto implica, de forma directa, que todo este contenido será eliminado de las aplicaciones de streaming en las que esté publicado.
El CEO de Disney lo confirmó, aunque no especificó qué ocurriría con el contenido de Marvel producido por Netflix, ¿se eliminará o por el contrario se quedará? Por el momento Netflix España ya ha confirmado que se quedará.
Y es que además, se habla de que el Netflix de Disney esté disponible únicamente en Estados Unidos, por lo que solamente se vería afectado Netflix USA. En el resto de países donde se usaría Netflix, incluyendo a latinoamérica y Europa, no verían diferencia alguna.
El precio de la plataforma de Disney aún se desconoce, aunque se presupone que será mayor que el resto, sobre todo porque esta compañía llega directamente de la gran pantalla, donde se lo mismo o más por ver un solo título que por una suscripción mensual de, por ejemplo, Netflix.
Apple

Apple también quiere su trozo de pastel. Y al parecer, desplegaría un gran plan económico para ello. Se calcula que están o que invertirán 1000 millones de dólares en producir series propias. Además, están detrás de los derechos de ‘James Bond’, lo que le costaría a la californiana entre 2 y 5 mil millones.
De hecho, ha contratado incluso a pesos pesados de Sony Pictures Television, una de las productoras más exitosas de nuestro siglo. En concreto hablamos de Zack Van Amburg y Kamie Erlicht, dos ejecutivos de la compañía. Han estado al mando de series como Breaking Bad y su secuela Better Call Saul, The Crown y Rescue Me, entre otras.
El precio también se desconoce, aunque se espera que sea muy competitivo, como la suscripción a iCloud o a Apple Music.
Facebook

Facebook ya lo ha lanzado, pero actualmente el contenido es únicamente en inglés. Tampoco está disponible para todo el mundo, solamente para ciertos usuarios escogidos al azar. El contenido es muy característico: la duración de cada capítulo se encuentra entre los 10 y los 30 minutos. Es decir, será como pequeñas píldoras, como las que ya tenemos en la red social, pero producido de forma profesional.
En principio no hay precio, sino que la monetización es mediante anuncios. No obstante, no se descarta que en un futuro se monetice mediante una suscripción. Ni siquiera se descarta que se incluya un método mixto, donde sea el usuario el que elija, como ocurre con YouTube con la suscripción Red.
Amazon

No es ninguna sorpresa que el gran almacén virtual quiera competir contra Netflix y HBO. Incluso ya existe, y está disponible en español por una suscripción de 19,95 euros al año. El problema es que no tiene tanto contenido como el resto de plataformas. Además, no todos los títulos están en español.
Sky

Sky es una plataforma nueva en España. De hecho, no lleva ni una sola semana entre nosotros. Y ya nos ha sorprendido a todos, pero para mal: no tiene soporte para Chromecast, no tiene aplicación para televisiones smart, ni siquiera aplicaciones nativas para ordenador. Tan solo tenemos una web y app para Android e iOS.
Y lo peor es que el contenido tampoco es mucho mejor: incluye 12 canales en línea, además de no ofrecen contenido bajo demanda. Es decir, no podemos ver películas o series como en Netflix, bajo catálogo, sino solo la emisión de los canales. Canales que, si tenemos Movistar+ o Vodafone TV, tendremos de forma gratuita.

Amazon lanza en España su servicio de música en ‘streaming’ para competir con Spotify

Amazon lanza en España su servicio de música en ‘streaming’ para competir con Spotify

Amazon ha lanzado este jueves en España Amazon Music Unlimited, un servicio de música en streaming para competir con Spotify. La plataforma ofrece más de 50 millones de canciones en su catálogo y tiene un precio de 9,99 euros al mes, al igual que su competidor. El gigante del comercio electrónico también ha comenzado su servicio en Francia e Italia, casi un año después de que lo hiciera en Estados Unidos y otros países europeos.
El servicio está disponible para dispositivos Fire, iOS, Android, web, PC y Mac. Además, tiene una promoción de lanzamiento para los miembros Prime y una apuesta por la personalización del contenido, según ha explicado la compañía en un comunicado.

«Estamos muy satisfechos con la acogida que ha tenido Amazon Music Unlimited en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, y estamos muy contentos de poder ofrecer este mismo servicio a nuestros clientes de España, Italia y Francia», ha afirmado el vicepresidente de Amazon Music, Steve Boom.

Los suscriptores pueden elegir canciones y discos concretos o descubrir música que no conocen gracias a las recomendaciones personalizadas de Amazon. También podrán disfrutar de contenidos personalizados, sin anuncios ni interrupciones, que pueden elegir en función del género, su actividad y estado de ánimo o por artista o década. Desde la aplicación movil se pueden descargar canciones, discos y playlists del catálogo para poder escucharlas sin conexión a Internet.
Respecto a la aplicación, Amazon destaca que cuenta con una interfaz en la que se da especial importancia a las fotos de los artistas y a las portadas de los discos y que está pensada, principalmente, «para facilitar la reproducción de los contenidos favoritos de los usuarios y el descubrimiento de nuevas canciones».
Amazon Prime
Los miembros de Amazon Prime pueden acceder a una tarifa reducida si realizan un pago único de 99 euros anuales, que equivale a un coste mensual de 8,25 euros. Además, al igual que Spotify, ofrece una tarifa familiar que permitirá acceder hasta a seis usuarios a la cuenta por 14,99 euros al mes o 149 euros en la tarifa anual (un coste mensual de 12,42 euros al mes).

Amazon estaria desarrollando un servicio de streaming

Amazon estaria desarrollando un servicio de streaming

Amazon es una empresa versátil. Paradigma del comercio electrónico, la firma que comanda Jeff Bezos (en la imagen principal) podría lanzar en 2015 un servicio de streaming gratuito, según un reporte de New York Post. La fuente señala que la plataforma, la cual estaría en desarrollo en estos momentos, se sustentaría mediante anuncios que aparecerán en una tanda comercial, equiparándose en este ítem a la oferta televisiva aunque, en este caso, con base en Internet. El servicio de streaming gratuito de Amazon vería la luz a comienzos de 2015.
Según contamos hacia el mes de marzo, The Wall Street Journal divulgaba un rumor afín y Amazon había salido al ruedo a desmentirlo. Entonces, ¿por qué ha vuelto a circular esta noticia? New York Post sustenta su rumor en un informe de uno de los anunciantes que formarían parte de la flamante plataforma de Amazon, la cual entregaría acceso al catálogo completo de Prime Instant Video con la adición de tandas comerciales.
Hace algunas jornadas otro rumor tuvo como protagonista a la firma de Seattle, señalando que a comienzos de 2015 Amazon ingresaría en el negocio turístico, ofreciendo una plataforma de reserva de alojamientos seleccionado por la propia compañía.